Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Vino
Semillón
ÍNDICE
Publicidad

La Semillón (en francés, sémillon) es una variedad vitífera originaria de la región de Burdeos, en el sudoeste de Francia. Se trata de una uva de piel dorada usada para elaborar vino blanco, tanto seco como dulce. Las principales regiones y países productores son Francia, Argentina, Chile y California.

Esta uva se encuentra en la localidad de Sauternes desde los primeros siglos de nuestra era y es aquí donde el clima permite que en la mayoría de los viñedos se sobremadure la uva, por acción del Botrytis cinerea, dando origen a los más extraordinarios vinos dulces del mundo.

La uva semillón es bastante pesada, con baja acidez y una textura casi oleosa. Tiene alto rendimiento y los vinos que se basan en ella pueden envejecer a lo largo de mucho tiempo. Junto con la sauvignon blanc y la muscadelle, la semillón es una de las únicas tres variedades de uva blanca aprobadas en la región de Burdeos. Es también clave en la producción de blancos dulces como el Sauternes.

Las hojas son ásperas, grandes y redondas con tres a cinco lóbulos que cubren del sol y exceso de luz a los racimos grandes. Tiene uvas de tamaño mediano, redondas, de pulpa suave y piel delgada. Cuando están maduras tienen color amarillo intenso y a veces ámbar dorado. Despiden un rico aroma y afrutado sabor, parecido al higo.

El vino que producen es muy delicado y puede ser seco o dulce.

El semillón tiene la virtud, junto a la riesling, de pudrirse noblemente. Bajo ciertas condiciones de temperatura y humedad, un hongo (Botrytis cinerea) suaviza la piel de la uva y permite que se deshidrate, por lo que toma el aspecto de uva pasa con gran contenido de azúcar y acidez, para elaborar así un vino dulce y cremoso. La fermentación del mosto se lleva a cabo lentamente y el resultado es un vino con un equilibrio perfecto entre acidez, azúcar y alcohol, con un intenso aroma floral y sabor amielado que, en buena parte es proporcionado por el hongo.

Es una variedad de uva con muchos usos: se pueden elaborar vinos secos, dulces o brandy. Da excelentes resultados cuando se vinifica en asociación con otras variedades, sobre todo, el sauvignon blanc, obteniendo vinos de gran calidad. Envejecido en roble desarrolla un buqué especiado interesante.

Los aromas principales del semillón son miel, frutas de hueso, tostadas, hierba recién cortada y algunos aromas cítricos. Cuando ha sido cosechado tempranamente, cuidadosamente fermentado y tiene paso por roble, el semillón se destaca por sus aromas a banana y pan tostado.

En boca, el semillón es un vino seco, equilibrado y de gran personalidad, presenta sabores a albaricoque, manzana verde, crema, miel, algunos cítricos, tostadas, etc.

El semillón es ideal para acompañar pescados a la plancha, salmón grillado, pollo a las finas hierbas, pastas con hongos o con espinacas, para postre o como aperitivo.

La temperatura de servicio de un semillón ronda entre los 10º a 12º.

Conocida como Colombar, Colombia, Colombier, Greengrape, Semillón y Semillón Muscat.