Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Vino
Sauvignon Blanc
ÍNDICE
Publicidad

La uva sauvignon, también denominada Sauvignon Blanc, está considerada, después de la chardonnay, la variedad más fina entre las cepas blancas de origen francés.

Variedad procedente de Burdeos, es un vidueño vigoroso de fertilidad media y brotación intermedia. Los racimos son de tamaño pequeño y forma troncocónica. Las bayas son pequeñas, ovoides y de un atractivo amarillo dorado cuando están maduras. El hollejo es espeso y la pulpa fundente. La planta resiste bien el frío, su brotación es temprana.

Procede de Burdeos (Francia). Se cultiva principalmente en la D.O. Rueda donde se utiliza junto a la Verdejo. También se encuentra en el Penedés. En el extranjero la encontramos en Argentina, Australia, Chile, Francia, Nueva Zelanda y Uruguay.

Produce vinos secos muy elegantes y equilibrados con gran intensidad aromática que en general, resultan  vinos frescos, afrutados, actuales y muy perfumados. Entre los aromas que percibimos se encuentran el pomelo y el maracuyá. Los vinos tienen alto contenido alcohólico que pueden beberse de jóvenes o después de pasar por madera. Vinos de fuerte personalidad aromática (lichi, piel de melocotón) y boca fresca y suave.

Interviene en blancos jóvenes y aromáticos y también, en proporciones pequeñas, en los célebres sauternes. También es característica del Loira, que reivindica su paternidad. El nombre parece venir de la contracción de sauvage (salvaje) y vignon (viña). Va bien en zonas frescas, en España se ha adaptado al clima de Rueda y Cataluña.

Está uva tiene en la D.O. Rueda su encaje perfecto al combinar de maravilla con la Verdejo, e incluso en solitario se logran vinos muy aromáticos y frutales. Se caracteriza por aromas frescos a bayas, maracuyá, pomelo y flores silvestres, mentas y un paladar ligero y perfumado.

Se combina perfectamente con la autóctona verdejo en los Rueda Superiores. Pero la mejor combinación que se realiza con la sauvignon blanc (aunque intervenga como minoritaria) es con la sémillon en los grandes "crus" de Sauternes, así como en los vinos licorosos de Château d'Yquem.

Esta variedad no fue considerada como un clásico hasta el descubrimiento por la flor y nata de París, seguida del resto del mundo, del sancerre y del pouilly fumé durante la década de los 60. La sauvignion se usa para elaborar los vinos blancos del Loira desde hace generaciones, pero el relativo interés que había despertado hasta entonces se debía al papel que desempeñaba entre los vinos bordeleses. En efecto, junto con la semillón, entra en la composición del graves blanco y del sauternes. Esta denominación figuraba ya en el mapa mundial de los grandes vinos cuando Sancerre y Pouilly no eran más que dos pueblos poco conocidos del centro de Francia.

Gracias a los efectos de la moda la suvignion esta omnipresente en la actualidad. Dentro de los cálidos climas australianos, Nueva Zelanda se ha encargado de producir vinos bien definidos y afortunados a partir de esta variedad. Chile aún no ha obtenido resultados similares, pero parece estar en buen camino. En California, Robert Mondavi ha conseguido un nuevo vino a partir de la suvignion: el fumé blanc. En España se han creado unos nuevos vinos blancos, los rueda de sauvignion. Italia, Eslovenia, Australia y Bulgaria producen cantidades variables de sauvignion, aunque sin duda es Australia la que ha obtenido hasta ahora mejores resultados.

Llamada también Fumé Blanc, Muskat Sylvaner, Puinechou, Sauvignon y Sauvignon Blanc.