La Página de Bedri
·-Libreta de apuntes-·
Genciana
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué es la genciana?

Gentiana lutea (Genciana amarilla) es una especie de genciana nativa de las montañas del centro y sur de Europa, se encuentra en el género gentiana dentro de la familia Gentianaceae. Gentiana lutea es una de las muchas especies de la familia. Es la más abundante en España y sin duda la más aprovechada. Se usa como planta medicinal y como aromatizante de bebidas. Actualmente se están realizando estudios en Lérida y en Villablino (Laciana) especilmente desde la asociación APROGEN recién creada, para ampliar sus aplicaciones industriales.

Dioscórides, el gran médico y botánico griego del siglo I d.C., ya decía en su monumental Materia médica, que «la raiz de la genciana, bebida con agua, socorre a los enfermos del hígado y del estómago». En nuestros días, casi veinte siglos después, sigue siendo válida la observación del sabio griego, y la genciana es una de las plantas aperitivas y digestivas más apreciadas.

La codicia de algunos recolectores desaprensivos ha puesto en trance de extinción a esta majestuosa planta, ya que crece tan lentamente que tarda 10 años en dar sus primeros frutos. Resulta triste que se haya estado arrancando sistemáticamente su voluminosa raíz, que puede pesar hasta seis kilos, para aromatizar licores alcohólicos con ella entre ellos el vermút rosso.

Etimología

Su nombre deriva de Gentius, rey de Iliria (-180 a -167 AC) quien descubrió el valor curativo de la planta. Era usada en la Edad Media como un antídoto contra ciertos venenos.

Alemán: Gelbe Enzian.
Español: Genciana amarilla.
Francés: Gentiane officinale, jouvansanne, quinquina d'Europe, quinquina des pauvres, lève-toi-et-marche.
Inglés: Great Yellow Gentian, Bitter Root, Bitterwort, Centiyane, y Genciana

Clasificación científica

Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Gentianales
Familia: Gentianaceae
Género: Gentiana
Especie: G. lutea

Nombre binomial
Gentiana lutea
L.

Descripción

Es una planta perenne herbacea, que alcanza de 1-2 m de altura, con hojas lanceoladas anchas a elípticas de 10-30 cm de longitud y 4-12 cm de anchura. Las flores son amarillas, con la corola separada próxima a la base en 5-7 pétalos estrechos. Se desarrolla en los prados alpinos y subalpinos como una hierba más, normalmente en suelos calcareos.

Hábitat

Crece en prados y laderas soleadas de regiones montañosas de Europa central y meridional. Prefiere los suelos calizos. En España resulta más infrecuente cuanto más al sur. Cultivada en América. Descripción: planta vivaz de la familia de las Gencianáceas, que alcanza de 60 a 100 cm de altura. De tallo erguido y liso, del que salen hojas grandes, ovaladas, opuestas una frente a otra. Sus flores, que nacen en racimos, son de color amarillo vivo.

Propiedades

Es de destacar que sus propiedades intensamente amargas, residen en su raíz y en cada una de las partes de la hierba, haciendo de ella una invalorable medicina tónica. La raíz es el principal remedio tónico amargo que se utiliza en medicina, aunque se reconoce que las raíces de otras varias especies son igualmente de eficaces. La genciana con muchas otras hierbas se utilizan ocasionalmente en bebidas tónicas amargas.

La raíz es antihelmíntica, antiinflamatoria, antiséptico, tónico amargo, colagogo, emenagogo, febrífugo, refrigerante y estomáquico.

La raíz de la genciana contiene diversos principios amargos, entre los que destacan la genciopicrina y la amarogencina. Esta última es la sustancia más amarga que se conoce (una dilución de una parte en 50 millones, aún conserva sabor amargo). Además contiene diversos azúcares, taninos y pectina. Estas son sus propiedades:

Tónico estomacal: los principios amargos de la raíz de genciana, excitan la secreción de todas las glándulas digestivas, incluidas las salivares. Por ello abren el apetito (acción aperitiva) y facilitan la digestión (acción eupéptica o digestiva). Resulta especialmente indicada en las gastritis crónicas que cursan con escasa secreción de jugos gástricos (hipoclorhidria), en la ptosis o atonía gástrica (estómago caído), en las indigestiones y vómitos, en los casos de inapetencia y en la convalecencia de enfermedades febriles.

Colerética y colagoga: estimula la secreción de bilis por el hígado, y su vaciamiento al duodeno. Conviene en los casos de congestión hepática y de disquinesias biliares (vesícula perezosa).

Febrífuga: esta acción no es muy marcada, pero resulta especialmente efectiva en caso de paludismo. Se ha comprobado que es capaz de destruir los protozoarios causantes del paludismo que parásitan los glóbulos rojos de la sangre. Puede usarse asociada a la quinina y está particularmente indicada en los casos de paludismo resistente a la quinina.

Inmunoestimulante (estimulante de las defensas): se ha comprobado que la administración de raíz de genciana provoca un aumento en la producción de leucocitos (glóbulos blancos), por lo que se piensa que pueda tener una acción favorable en los casos de depresión inmunitaria (escasa resistencia a las infecciones).

Usos

Las partes medicinales son las partes subterraneas de la planta desecadas, ó las partes aereas de la planta frescas. La raíz de genciana tiene una larga historia de uso como tónico amargo en los tratamientos de las alteraciones digestivas y es un componente de muchos medicamentos que se utilizan para esto. Contiene algunos de los componentes más amargos conocidos, y se utiliza como componente básicos de uso científico para medir el grado de amargor.

Se considera especialmente útil en estados de decaimiento de enfermedad crónica y en todos los casos de debilidad, flojeza del sistema digestivo y falta de apetito. Se le considera uno de los mejores tonificantes del cuerpo humano, estimulando al hígado, fortaleciendo la vejiga y el sistema digestivo, y se piensa que es un tónico excelente para combinar con un purgante con vista a prevenir sus efectos debilitantes.

Se toma oralmente en los tratamientos de dolencias de hígado, indigestión, infecciones gástricas y anorexia. No debe de ser prescrito en pacientes con úlceras duodenal ó gástrica. La raíz, puede ser tan gruesa como el brazo de una persona, y tiene varias ramificaciones, debe de ser cosechada en otoño, y secada para un uso posterior. Es muy probable que las raíces de las plantas que no han florecido, sean las más ricas en principios activos.

Precauciones

No hay que confundir la genciana con el eléboro blanco, planta tóxica que crece cerca de ella, y que se distingue de ella por tener las hojas alternas (salen de una en una del tallo) y vellosas por el envés, así como por sus flores blancas y de olor desagradable. Se desaconseja el uso de preparados alcohólicos o licores a base de genciana, pues los efectos negativos del alcohol contrarrestan los beneficiosos de la planta. Deben evitarla quienes padecen de úlcera gastroduodenal activa, pues al aumentar la secreción de jugo gástrico, puede agravar la enfermedad. También debe evitarse durante la lactancia, pues sus principios amargos pasan a la leche, y aunque no son tóxicos, hacen que el lactante la rechace.


Documentación

http://www.hipernatural.com
http://es.wikipedia.org/