La Página de Bedri
·-Libreta de apuntes-·
Tiamina
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué es tiamina?

Tiamina o vitamina B1 Tiamina o vitamina B1

General

Nomenclatura IUPAC

2-[3-[(4-amino-2-metil- pirimidina-5-il)metil]- 4-metil-tiazol-5-il] etanol

Fórmula semidesarrollada

CH3–CH3

Fórmula molecular

C12H17N4OS+

Número CAS

59-43-8

Propiedades físicas

Masa molecular

265,356 uma

Punto de fusión

248-260 K (-285 °C)

Riesgos

Ingestión

Náusea, vómitos, hemorragias internas.

Inhalación

Incremento en la frecuencia cardíaca y de respiración. Dolores de cabeza, cambio de humor, confusión. Peligro, riesgo de arresto cardíaco en casos severos.

Piel

Daño debido a la exposición del líquido criogénico

Valores en el SI y en condiciones normales
(0 °C y 1 atm), salvo que se indique lo contrario.
Exenciones y referencias

La vitamina B1, también conocida como tiamina, es una molécula formada por un anillo de pirimidina y otro de tiazol. Es necesaria en la nutrición de la mayor parte de los vertebrados y de algunos microorganismos. Su carencia en el hombre provoca una enfermedad conocida como beriberi. Su absorción en el intestino se realiza fácilmente.

La vitamina B1, o tiamina, pertenece al complejo de la vitamina B. Fue la primera descubierta en 1912 , por lo que a veces se nombra sencillamente como vitamina B. En 1926, por primera vez, fue identificada en su forma pura en un laboratorio por el químico Casimir Funk, y al ser la primera vitamina hidrosoluble del grupo B descubierta fue bautizada B1.

Se la descubrió cuando se trataba de encontrar la cura a una enfermedad, llamada ‘beriberi’, descubierta por el holandés Christiaan Eijkman a fines del siglo XIX durante sus años de investigación en la isla de Java.

En aquellas zonas, la alimentación se basaba en el consumo de cereales refinados, y debido a que estos carecen de vitaminas B sus pobladores padecían esta dolencia.

Como consecuencia de esta enfermedad, ya en el siglo XX, se obligó a la suplementación de vitamina B en estos cereales. En la actualidad, todos los cereales refinados llevan la adición de esta vitamina, y si bien esta enfermedad se considera erradicada, solo puede aparecer en algunos países en vías de desarrollo.

Su forma activa, el pirofosfato de tiamina (TPP) o difosfato de tiamina, actúa como coenzima en el metabolismo de los hidratos de carbono, permitiendo metabolizar el ácido pirúvico o el ácido alfa-cetoglutárico. Además participa en la síntesis de sustancias que regulan el sistema nervioso.

El TPP actúa como coenzima de los enzimas que catalizan la separación y la transferencia de grupos aldehido. Por tanto, el TPP actúa como transportador transitorio de dichos grupos aldehido, que se unen al anillo de tiazol.

El TPP es coenzima de muchos enzimas, entre ellos del complejo piruvato deshidrogenasa, enzima clave en el metabolismo energético de los glúcidos, tras la glucólisis; también es coenzima del complejo alfa-cetoglutarato deshidrogenasa, enzima del ciclo de Krebs.

Funciones

  • Para que el organismo transforme los alimentos en energía, principalmente porque es necesaria para la producción de las enzimas que intervienen en este proceso. Para que el cerebro pueda absorber la glucosa que necesita para funcionar adecuadamente. Por esto motivo, cuando se produce una deficiencia de esta vitamina, aparecen problemas de depresión, cansancio, falta de interés, problemas de falta de memoria o poca agilidad mental.
  • Para que el sistema nervioso se nutra de glucosa adecuadamente. Su deficiencia provoca la degradación de las fibras nerviosas y produce síntomas desagradables como falta de coordinación, sensación de hormigueo en las piernas, manos o pies.
  • Para que los músculos se nutran adecuadamente. Su deficiencia provoca una falta de agilidad, dolores en las pantorrillas o malas contracciones del corazón.
  • Para la salud de la vista. Se ha visto que los enfermos de glaucoma presentan bajos niveles de esta vitamina. La falta de tiamina fue la responsable de la aparición del beriberi, una enfermedad que fue muy habitual en todos los países del mundo cuando la dieta se centraba casi exclusivamente en cereales refinados. Esta enfermedad se caracteriza fundamentalmente por mostrar problemas de corazón, coordinación motora, dolor en las pantorrillas, falta de apetito o inflamaciones nerviosas. A partir de 1940, La inclusión de este complemento en la fabricación de alimentos procedentes de semillas o cereales no integrales ha solucionado el problema. Hoy en día esta enfermedad prácticamente solo aparece en los países en vías de desarrollo.

Propiedades medicinales de la tiamina

Normalmente una alimentación variada suele ser suficiente para satisfacer las exigencias diarias de esta vitamina. Existen, sin embargo unas situaciones en las que será necesario aumentar la dosis diaria. La administración de complementos de esta vitamina, siempre bajo estricta supervisión médica, podría ser conveniente.

  • Ayuda a superar la depresión: Las personas que sufren depresión suelen presentar niveles de tiamina muy bajos. La administración de suplementos de esta vitamina ayuda a reducir los síntomas negativos de la depresión al estabilizar los niveles de tiamina. ( La dosis usual suele ser de entre 50 a 100 mg diarios).
  • Resulta útil en casos de demencia: Se ha comprobado como la restauración de los niveles de esta vitamina ayuda a mejorar el funcionamiento de la mente en enfermos con demencia.
  • Fortalece el corazón: El uso de complementos de tiamina ayuda a mejorar la actividad del corazón, en los casos de insuficiencia cardiaca y las patologías relacionadas con esta, como la acumulación de líquidos en el organismo ( edemas pulmonares y edemas en las piernas) (La dosis usual suele ser de unos 200 mg diarios). El uso de este complemento contrarresta la eliminación de tiamina que se produce en enfermos de insuficiencia cardiaca congestiva sometidos a tratamientos con diuréticos.
  • Restaura los bajos niveles de tiamina en el alcoholismo: El alcoholismo produce la destrucción de la tiamina. La aplicación de dosis de unos 500 mg diarios de tiamina junto con otras vitaminas del grupo B resulta muy beneficiosa en el tratamiento del alcoholismo. Dosis menores - de 50 a 100 mg diarios - pueden ser convenientes en las personas no alcohólicas que consumen bebidas con alcohol habitualmente.
  • Ayuda a superar el estrés: El uso de complementos proporciona una ayuda extra a otros tratamientos cuando se trata de superar el estrés. ( La dosis usual suele situarse entre los 100 y los 500 mg diarios ).
  • Ayuda a superar la acidez de estómago: La tiamina, por su influencia sobre el sistema nervioso, ayuda a reducir la acidez estomacal producida por "nervios en el estómago". ( La dosis habitual suele ser de unos 500 mg diarios tomados por la mañana).- Dietas estrictas de bajo nivel calórico: Las dietas muy estrictas para perder peso, con una ingesta diaria inferior a 1500 calorías, no suelen proporcionar la RDA adecuada. Un complemento del complejo B puede ser necesario para obtener la dosis recomendada diaria.
  • Enfermedades u operaciones: Durante las enfermedades, especialmente las de carácter crónico, o después de las operaciones se produce un gasto adicional de vitamina B 1. La administración de un complemento de tiamina en dosis diarias de 100 a 500 mg puede resultar adecuado.
  • Durante el embarazo o la lactancia: En estos periodos la alimentación puede no cubrir la RDA de tiamina. La administración de algún suplemento del complejo de la vitamina B puede ser de ayuda. Necesidades diarias de vitamina B1: La dosis necesaria de tiamina para un adulto es de 1,5 mg diarios. Esta RDA puede variar según la edad y según circunstancias especiales, según hemos visto anteriormente. El cuadro siguiente muestra las cantidades mínimas recomendadas.

Alimentos que la contienen

Fuentes animales de la vitamina B1:

Dentro de los alimentos animales aparece en la carne, especialmente la carne de cerdo y el hígado de ternera, los huevos, y en la leche y sus derivados.

Fuentes vegetales de la vitamina B1:

Fuentes muy ricas de vitamina B1 son: la levadura de cerveza, los frutos secos (almendras, nueces, avellanas, cacahuetes, semillas de ajonjolí, etc.); los cereales integrales y sus derivados (avena, arroz, trigo, maíz, cebada, germen de trigo, pan integral, etc.) las judías secas, los guisantes, las naranjas, las patatas, las coles, los espárragos, las pasas, etc. El refinamiento de los cereales supone la eliminación de este componente. Sin embargo actualmente es obligado añadirlo en los cereales, semillas o panes que han sido sometidos a procesos de refinado, por lo que puede encontrarse también en el pan no integral, arroz blanco, harina no integral, etc.

La tiamina se absorbe por un mecanismo pasivo (a dosis altas) y por un mecanismo activo (a dosis bajas) y en este proceso se fosforila. Una vez absorbida, circula unida a albúmina y eritrocitos. Se deposita principalmente en forma de pirofosfato de tiamina, su lugar más importante de almacenamiento es el músculo, aunque también en el corazón, hígado, riñones y cerebro. El depósito corporal alcanza los 30 mg y su semivida biológica es de 9 a 18 días. Fue la primera molécula que se descubrió con características de vitaminas, y como químicamente era una amina se denominó "amina vitae" (amina de vida), de donde paso a llamarse vitamina. es necesaria para desintegrar los hidratos de carbono y poder aprovechar sus principios nutritivos

Suplementos

Además de los alimentos, se puede adquirir esta vitamina a través de suplementos, en forma de tabletas, o comprimidos. La tiamina constituye un componente habitual en los complejos multivitamínicos. Puede tomarse aisladamente como un solo complemento, lo que puede ser necesario en circunstancias especiales. En general, la tiamina trabaja mejor junto con otras vitaminas del grupo B.

Ingesta máxima tolerable de vitamina B1

No se han establecido reportes sobre los efectos adversos de la ingesta excesiva de vitamina B1 o Tiamina. De todos modos debe tenerse precaución en consumir dosis mayores a las recomendadas.

Déficit de Tiamina

Normalmente no suelen presentarse deficiencias de esta vitamina cuando se lleva una alimentación adecuada, excepto en algunas condiciones especiales en las que hará falta tomar un suplemento vitamínico del grupo B o un suplemento de tiamina.

La mayor parte de las carencias alimentarias de tiamina se deben al aporte insuficiente. También son causas importantes el alcoholismo y las enfermedades crónicas. El alcohol interfiere en la absorción de tiamina y la síntesis de pirofosfáto de tiamina. El riesgo de desarrollar deficiencia aumenta en personas mal nutridas con hepatopatía alcohólica ya que sus depósitos hepáticos y musculares están disminuidos.

Las primeras fases de carencia de tiamina produce anorexia, irritabilidad, apatía, y debilidad generalizada. La carencia prolongada da lugar al beriberi. Los alcohólicos con carencia crónica de tiamina pueden presentar manifestaciones del sistema nervioso central conocidas como encefalopatía de Wernicke , y síndrome de Korsakoff.

Estudios publicados en agosto de 2007 señalan que la ingesta de alimentos ricos en tiamina prevendría de ciertos graves efectos de las diabetes, sobre todo de complicaciones cardiovasculares, renales y oculares; ya que la tiamina protege a las células ante los niveles elevados de glucosa.

El tabaco y el alcohol reducen la capacidad de asimilación de esta vitamina, por lo que las personas que beben, fuman o consumen mucho azúcar necesitan más vitamina B1.

Toxicidad de la vitamina B1

La tiamina es una vitamina hidrosoluble. Esto implica que las cantidades excesivas que puedan tomarse son eliminadas por la orina. Sin embargo, un exceso de vitamina B1 puede producir una mala absorción de otras vitaminas del grupo B.

Las dosis de tiamina administradas en inyecciones cantidades 100 veces mayor a la recomendada puede causar dolores de cabeza, convulsiones, debilidad muscular, arritmias cardiacas y reacciones alérgicas.

Las bebidas ricas en taninos como el café o el , por su alto contenido en taninos, puede inhibir la absorción de esta vitamina. No tomar estas bebidas después de comer si se precisa una ingesta alta de la misma.

Se aconseja consultar con el médico antes de iniciar cualquier tratamiento con suplementos de vitamina B1. Esto se hace particularmente obligatorio si se está tomando algún otro médicamente o si se padece alguna enfermedad.

Recomendaciones

  • Los factores que inhiben su absorción son los taninos, sustancias presentes en infusiones como el te, café o bebidas como el vino, por lo tanto no es aconsejada su incorporación durante o después de las comidas, cuando lo que se pretende es aumentar los niveles de esta vitamina en el organismo.
  • La vitamina C ayuda a mejorar la absorción de vitamina B1 o tiamina al igual que el resto del complejo de vitaminas B.
  • La vitamina b1 o tiamina es altamente inestable, por ello se pierde ante la cocción, según la temperatura y la acidez del medio (pH).
  • La congelación por un periodo prolongado (ejemplo: 12 meses) de alimentos con contenido de vitamina B1 puede resultar en una pérdida significativa de la misma (entre 20 y 60 %).
  • Las cantidades o raciones dietéticas recomendadas se definen como los niveles de ingesta de nutrientes esenciales que el Comité de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina (Food and Nutrition Board at the Institute of Medicine) considera que satisface las necesidades nutricionales conocidas de prácticamente todas las personas saludables.
  • Las recomendaciones específicas para cada vitamina dependen de la edad, sexo y otros factores (como el embarazo). Los adultos y las mujeres embarazadas o lactantes necesitan niveles de tiamina mayores que los niños pequeños.
ADVERTENCIA: si usted está enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.

Documentación

http://www.botanical-online.com
http://www.uned.es
http://es.wikipedia.org/
http://www.zonadiet.com