La Página de Bedri
·-Libreta de apuntes-·
Ácido fólico
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué es el ácido fólico?

Sistemática
Nomenclatura IUPAC (2S)-2-[(4-{[(2-amino-4-hydroxypteridin-6-yl)methyl]amino}phenyl)formamido]pentanedioic acid
Otros nombres N-(4-{[(2-amino-4-oxo-1,4-dihydropteridin-6-yl)methyl]amino}benzoyl)-L-​glutamic acid; pteroyl-L-glutamic acid; Vitamin B9; Vitamin M; Folacin
Fórmula molecular C19H19N7O6
Número CAS 59-30-3
Características físicas
Estado de agregación sólido
Aspecto Polvo cristalino amarillo-anaranjado
Punto de fusión 523 K (250 °C)
Características químicas
Acidez 1st: 2.3, 2nd: 8.3 pKa
Solubilidad en agua 0.0016 mg/ml (25ºC)

El ácido fólico, folacina o ácido pteroil-L-glutámico (la forma aniónica se llama folato), también conocido como vitamina B9, vitamina M o, factor de fermentación de Lactobacillus casei, factor de eluato de norita, vitamina Bc, vitamina B10, vitamina B11, factores R, S y U y factor SLR. Es una vitamina hidrosoluble necesaria para la formación de proteínas estructurales y hemoglobina; su insuficiencia en los humanos es muy rara. Es una vitamina del complejo de vitaminas B que se encuentra en algunos alimentos enriquecidos y en forma sintética. Fue descubierta en los años 40 del siglo XX.

El nombre " fólico" procede de la forma latina "folia " que significa hoja. La razón de este nombre se debe al hecho de que esta vitamina se descubrió por primera vez en los años 40 en las hojas de las espinacas. En realidad, debería llamarse ácido fólico a la forma producida por síntesis, mientras que la forma vitamínica que procede de los alimentos debiera llamarse folacina. Desde un punto de vista exclusivamente químico, se llama acido pteroilglutamínico o pteroilmonoglucamato.

El ácido fólico es esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo. A nivel celular su importancia radica en su papel en la síntesis del DNA (Ácido desoxirribonucleico o elemento de la célula que contiene y transmite los caracteres genéticos ) y del RNA (necesario para la formación de las proteínas y otros procesos celulares). Así, para que las células se dupliquen de forma correcta necesitamos de la presencia de esta vitamina.

El ácido fólico no posee actividad coenzimática, pero sí su forma reducida, el ácido tetrahidrofólico, representado frecuentemente como FH4. Actúa como transportador intermediario de grupos con un átomo de carbono, especialmente grupos formilo, que se precisa en la síntesis de purinas, compuestos que forman parte de los nucleótidos, sustancias presentes en el ADN y el ARN, y necesarias para su síntesis durante la fase S del ciclo celular, y por lo tanto para la división celular; también actúa en la transferencia de grupos metenilo y metileno.

El ácido fólico se pierde en los alimentos conservados a temperatura ambiente y durante la cocción. A diferencia de otras vitaminas hidrosolubles, el ácido fólico se almacena en el hígado y no es necesario ingerirlo diariamente.

Funciones del Ácido Fólico

  • Actúa como coenzima en el proceso de transferencia de grupos monocarbonados.
  • Interviene en la síntesis de purinas y pirimidinas, por ello participa en el metabolismo del ADN, ARN y proteínas,
  • Es necesario para la formación del células sanguíneas, mas concretamente de glóbulos rojos,
  • Reduce el riesgo de aparición de defectos del tubo neural del feto como lo son la espina bífida y la anencefalia,
  • Disminuye la ocurrencia de enfermedades cardiovasculares,
  • Previene algunos tipos de cáncer,
  • Ayuda a aumentar el apetito,
  • Estimula la formación de ácidos digestivos.

El ácido fólico beneficia a todo el mundo, hombres y mujeres de cualquier edad. Por ejemplo, se sabe que el ácido fólico cumple un papel importante en la producción de glóbulos rojos. A veces las personas que tienen deficiencias de ácido fólico desarrollan un tipo específico de anemia

El Acido Fólico o Folacina funciona conjuntamente con las Vitaminas B12 y C, en la utilización de proteínas, y juegan un papel importante en la formación del grupo Hemo, la proteína que contiene hierro en la hemoglobina, relacionando al Ácido Fólico con la formación de los glóbulos rojos. Parte del Ácido Fólico es producido por la flora intestinal. El Ácido Fólico es esencial durante el embarazo para prevenir la espina bífida en el feto en crecimiento.

El ácido fólico es efectivo en el tratamiento de ciertas anemias y la psilosis. Se encuentra en las vísceras de animales, verduras de hoja verde, legumbres, frutos secos y granos enteros, como las almendras y la levadura de cerveza.

Estudios recientes sugieren que el ácido fólico también puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares. Las personas que poseen una cantidad elevada de una toxina llamada homocisteína en la sangre corren un mayor riesgo de contraer este tipo de enfermedades. La ingestión de ácido fólico disminuye la presencia de esta toxina en el organismo. Además, se ha comprobado que la ingestión regular de ácido fólico puede reducir las posibilidades de aparición de diversos tipos de cáncer como el del cuello del útero y el del colon

Un estudio reciente ha demostrado que una de cada siete personas puede padecer una mutación genética que provoca una insuficiencia de ácido fólico y dificulta la absorción del mismo en su forma natural. La ingestión de esta vitamina en su forma sintética puede ayudar a suplir las carencias de ácido fólico en estas personas.

Carencias del Ácido Fólico

Las causas de su carencia son la mala alimentación y un déficit de hidratación del folato génético que es asintomático hasta que la mujer se queda embarazada. Cualquier mujer embarazada debe asegurarse de consumir cantidades adecuadas de folato, ya que los niveles bajos de esta vitamina están asociados con defectos congénitos como la espina bífida. Muchos alimentos vienen ahora enriquecidos con ácido fólico.

Si la mujer tiene suficiente ácido fólico en el cuerpo antes de quedar embarazada, esta vitamina puede prevenir deformaciones en la placenta que supondrían el aborto, defectos de nacimiento en el cerebro o anencefalia, y la columna vertebral, espina bífida del bebé por mal cierre del tubo neural en los extremos cefálico y caudal respectivamente. La espina bífida es un defecto de nacimiento en la columna que puede producir la parálisis de la parte inferior del cuerpo, la falta de control del intestino y la vejiga, y dificultades en el aprendizaje. Si el feto sufre déficit de ácido fólico durante la gestación también puede padecer anemia megalobástica, ser prematuro o presentar bajo peso al nacer. La madre puede sufrir eclampsia, un proceso que cursa con hipertensión y albuminuria. El ácido fólico también ayuda a mantener una matriz sana.

Su carencia provoca anemias, trastornos digestivos e intestinales, enrojecimiento de la lengua y mayor vulnerabilidad a lastimaduras. Este ácido es administrado a pacientes afectados de anemia macrocítica, leucemia, estomatitis y cáncer.

Los principales síntomas de la deficiencia de esta vitamina son:

- Anemia megaloblástica.
- Debilidad
- Palidez
- Adelgazamiento
- Falta de apetito
- Nauseas
- Llagas en la lengua
- Taquicardias
- Diarrea
- Depresión
- Falta de memoria.
- Mal humor

Los excesos no parecen demostrar efectos adversos, y ante su aparición dada su hidrosolubilidad, su excedente es eliminado por vía urinaria.

Fuentes de Ácido Fólico

  • Alimentos de origen animal: Esta vitamina aparece muy poco en las fuentes animales. Tan solo puede encontrarse en proporciones considerables en el hígado de pollo y de ternera. La leche o sus derivados contienen cantidades muy bajas.
  • Alimentos de origen vegetal: Las legumbres, los cereales integrales, las verduras de hoja verde y ciertas frutas son los más ricos en esta vitamina. Entre los más ricos están los garbanzos, los guisantes, las lentejas, las judías, las habas tiernas, las espinacas, los espárragos, el aguacate, las naranjas, la col, La coliflor, el germen de trigo o el pan integral. Ha de tenerse en cuenta que la manipulación de los alimentos ricos en folacina puede destruir más de la mitad de su contenido. Entre los factores que hay que considerar se encuentran: las cocciones con agua prolongadas, la comidas recalentadas o el almacenaje de alimentos a temperatura natural que destruye hasta el 70
  • Suplementos: La ingestión de suplementos de ácido fólico pueden ser necesarios en circunstancias especiales cuando la dieta puede no pueda proporcionar las necesidades individuales.

Este ácido se forma en el intestino a partir de nuestra flora intestinal. Se absorbe principalmente en el intestino delgado (yeyuno), luego se distribuye en los tejidos a través de la circulación sanguínea y se almacena en el hígado. Se excreta por orina y heces.

A pesar de que el ácido fólico puede encontrarse en determinados alimentos, es difícil obtener la cantidad necesaria de esta vitamina sólo de la dieta. Según algunos estudios, toda mujer debería consumir 400 microgramos de ácido fólico diariamente. La dieta común de muchas mujeres no aporta en ningún caso más de 200 microgramos. Por eso se recomienda el uso diario de un complejo multivitamínico que contenga 400 microgramos de ácido fólico en su forma sintética. La forma sintética del ácido fólico es además más sencilla de asimilar por el organismo que dicha vitamina en su forma natural.

Ingesta de Ácido Fólico

La dosis habitual suele ser de 400 mcg diarios, combinados con 1000 mcg de vitamina B12 , dado que el ácido fólico hace disminuir los niveles de esta última vitamina.

Entre las personas que tienen unas necesidades especiales están:

  • Mujeres en edad fértil, embarazadas o en lactancia: una cantidad adecuada de este es fundamental para mujeres de edad fértil, ya que previene defectos del tubo neural del feto, entre ellos la espina bifida y anencefalia. Todas aquellas mujeres que toman suplementos de ácido fólico antes de la concepción reducen en un 50% los riesgos de defectos neurológicos en el futuro bebé.
  • Ancianos y personas mayores: a partir de los 65 años de edad la capacidad de absorción de vitaminas está claramente disminuída.
  • Ancianos o personas mayores que viven solas o en instituciones mal dirigidas: Dado que es una vitamina hidrosoluble, se destruye fácilmente al manipularla. Recalentamientos repetidos, mal almacenaje de los alimentos, etc..
  • Mujeres embarazadas o lactantes: Parte de esta vitamina se traspasa al feto o al bebé. Para evitar problemas de mala formación o de crecimiento incorrecto en el bebé es mejor asegurarse una cantidad adicional.
  • Personas que fuman: El tabaco es responsable de una mala absorción de las vitaminas del grupo B.
  • Personas alcohólicas o que beben habitualmente: El alcohol produce mala absorción de las vitaminas o una destrucción de las mismas.
  • Personas con problemas de evacuaciones frecuentes: Enfermos intestinales con deposiciones habituales, Enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o similares, tienen una mala absorción de esta vitamina.
  • Ciertos medicamentos: Algunos medicamentos bloquean la absorción del ácido fólico. Entre todos ellos las píldoras anticonceptivas, ciertos medicamentos para el cáncer, la artritis o enfermedades inflamatorias, somníferos etc.

    Existen ciertos medicamentos que interfieren en el metabolismo del folato disminuyendo su absorción. Entre ellos se señalan:

    • anti-inflamatorios no esteroides (AINES): como aspirina o ibuprofeno en dosis diarias altas,
    • anticonvulsivantes/antiepilépticos: como fenitoína y fenobarbital,
    • hipolipemiantes: aquellos que disminuyen los niveles de colesterol como colestiramina y colestipol,
    • metrotexato: usado para el tratamiento de artritis reumatoidea, psoriasis y ciertos tipos de cáncer,
    • antihiperglucemiantes: como buformina, fenformina y metformina,
    • anticonceptivos orales,
    • diuréticos: como triamterene usado en hipertensión arterial,
    • antibióticos: como trimetrofina y pirimetamina.

La mejor manera de satisfacer las necesidades diarias de esta vitamina es a través de una dieta variada y equilibrada que incluya a todos los grupos de alimentos, pero sin embargo existen situaciones donde pueden llegar a necesitarse suplementos de ácido fólico.

Dosificación de la ingesta

Debido a información insuficiente con respecto a la dosis recomendada de folatos para niños, se ha establecido la ingesta adecuada basada en la cantidad de folato consumido por niños sanos y que se alimentan a través de la leche materna. Esta es de 60 microgramos diarios hasta los 6 meses y 80 hasta los 12 meses de edad.

Edad µg/día

1 a 3 años

150

4 a 8 años

200

9 a 13 años

300

14 a 18 años

400

19 años en adelante

400

Durante el embarazo

600

Durante la lactancia

500

Toxicidad

El riesgo de toxicidad con la ingesta de ácido fólico proveniente de alimentos así como de suplementos es bajo. Al ser una vitamina hidrosoluble, toda ingesta en exceso se elimina a través de la orina.

Igualmente existe evidencia que ciertos pacientes que toman medicamentos anticonvulsionantes pueden experimentan convulsiones ante altos niveles de ácido fólico.

Como referencia se han establecido niveles de ingesta máximas tolerables (tolerable upper intake levels: UL) para prevenir el riego de toxicidad con vitamina B9 o ácido fólico. Los efectos adversos se incrementan a ingestas mayores al nivel máximo tolerable. Una ingesta mayor a la máxima establecida puede traer síntomas de deficiencia de vitamina B12 (degeneración nerviosa y enmascaramiento de anemias) debido a la interacción presente entre ellos.

El Ácido Fólico y el embarazo

March of Dimes aconseja tomar 400 mcg de ácido fólico todos los días y seguir una dieta sana. El ácido fólico se puede tomar solo o en una multivitamina. También se encuentra en varios alimentos, como el cereal "fortificado”, el jugo de naranja, los frijoles y los vegetales de hoja verde. Pero por muy sana y equilibrada que sea tu dieta es difícil obtener de los alimentos la cantidad necesaria de ácido fólico.

El Instituto Médico (The Institute of Medicine) recomienda que una mujer aumente su consumo de ácido fólico sintético a 600 microgramos por día una vez que haya quedado embarazada. Los estudios han demostrado que la ingestión de una dosis mayor de ácido fólico por día durante el mes previo y los primeros meses de gestación, puede reducir el riesgo de que un feto sufra NTDs en un 70%. De todos modos, es importante que el consumo diario de ácido fólico por parte de la mujer no supere los 1000 microgramos diariamente.

Acuda a su médico y hágase un examen físico completo. No fume ni beba alcohol, siga una dieta sana y no olvide tomar una vitamina de ácido fólico antes del embarazo pero solo si su médico se lo recomienda.

Su importancia es tan grande que, en 1998, la FDA ( Food and Drug Administration , Dirección Alimentos y Drogas de Estados Unidos) ordenó añadir este componente a muchos alimentos básicos de consumo, como el pan, la pasta o los cereales. A pesar de esto, en estudios recientes, se ha comprobado como un 88 % de la población americana consume menos de la cantidad básica recomendada o RDA.

El ácido fólico es ayuda a proteger al feto contra serios defectos de nacimiento que afectan la columna vertebral y el cerebro. Según algunos el ácido fólico podría reducir las probabilidades de padecer cáncer del cuello del útero, cáncer de colon y, en algunos casos, cáncer de mama.

Es importante que los padres lleven a sus hijas desde el desarrollo, al médico de su confianza y aconseje la mejor alimentación y la más rica en ácido fólico, y que las embarazadas acudan cuanto antes con su ginecólogo y médico nutriólogo para un embarazo, un matrimonio y una vida feliz. Y recuerde, nunca se automedique.

Recomendaciones

Con la manipulación de los alimentos, se puede llegar a perder o destruir más de la mitad del contenido natural de ácido fólico. Se destruye con las cocciones prolongadas en abundante agua, con el recalentamiento de las comidas y también con el almacenamiento de los alimentos a temperatura ambiente. Entonces, siempre convendrá comer crudos todos aquellos alimentos que así lo permitan, cocción breve (al vapor) y guardarlos en la nevera.

El folato presente en productos del reino animal como hígado de vaca es relativamente estable ante la cocción. Sin embargo el contenido de folato de productos vegetales puede perderse hasta en un 40% durante la cocción como así también durante el almacenamiento a temperatura ambiente por largos períodos de tiempo.

Es recomendable incluir y cumplir con las dosis diarias de vitamina B-1, B-2 y B-3 para así favorecen el metabolismo natural del ácido fólico.


Documentación

http://www.botanical-online.com
http://www.mifarmacia.es
http://www.nacersano.org
http://www.nlm.nih.gov
http://es.wikipedia.org/
http://www.zonadiet.com/