La Página de Bedri
·-Libreta de apuntes-·
Alcohol
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué es el alcohol?

En química se denomina alcohol a aquellos miembros de un grupo de compuestos químicos del carbono o hidrocarburos saturados, o alcanos que contienen un grupo hidroxilo (-OH) en sustitución de un átomo de hidrógeno enlazado de forma covalente.

Los alcoholes tienen uno, dos o tres grupos hidróxido (-OH) enlazados a sus moléculas, por lo que se clasifican en monohidroxílicos, dihidroxílicos y trihidroxílicos respectivamente. El metanol y el etanol son alcoholes monohidroxílicos. Los alcoholes pueden ser primarios, secundarios, o terciarios, en función del número de átomos de hidrógeno sustituidos en el átomo de carbono al que se encuentran enlazado el grupo hidroxilo.

Proviene de la palabra árabe al-khwl الكحول, o al-ghawl الغول, "el espíritu", o kohl, un polvo fino de antimonio que se utiliza para el maquillaje de ojos. En un principio, el término alcohol se empleaba para referirse a cualquier tipo de polvo fino, aunque más tarde los alquimistas de la Europa medieval lo utilizaron para las esencias obtenidas por destilación, estableciendo así su acepción actual.

A nivel del lenguaje popular se utiliza para indicar comúnmente a una Bebida alcohólica, que presenta etanol.

El alcohol es una sustancia depresora del sistema nervioso central; además de tener efecto sobre el cerebro y variar algunas de sus funciones (coordinación, atención, memoria...), su uso continuado también afecta a otros órganos como el riñón, el hígado o el sistema circulatorio. Inicialmente, los efectos del alcohol son sutiles, pero pueden ser peligrosos porque una persona bajo sus efectos no es un buen juez de su conducta.

Clasificación de los alcoholes

Los alcoholes se pueden clasificar en primarios, secundarios y terciarios, dependiendo de que tengan uno, dos o tres átomos de carbono enlazados con el átomo de carbono al que se encuentra unido el grupo hidróxido. Los alcoholes se caracterizan por la gran variedad de reacciones en las que intervienen; una de las más importantes es la reacción con los ácidos, en la que se forman sustancias llamadas ésteres, semejantes a las sales inorgánicas. Los alcoholes son subproductos normales de la digestión y de los procesos químicos en el interior de las células, y se encuentran en los tejidos y fluidos de animales y plantas.

Alcohol primario: los alcoholes primarios reaccionan muy lentamente. Como no pueden formar carbocationes, el alcohol primario activado permanece en solución hasta que es atacado por el ión cloruro. Con un alcohol primario, la reacción puede tomar desde treinta minutos hasta varios días.

Alcohol Procedencia
metanol H3C-OH metano H4C
etanol H3C-CH2-OH etano H3C-CH3
propan-1-ol H3C-CH2-CH2-OH propano H3C-CH2-CH3
prop-1-en-1-ol H3C-CH=CH-OH propeno C3H6
prop-2-en-1-ol H2C=CH-H2C-OH
metilpropan-1-ol (H3C)2=CH-H2C-OH metilpropano (H3C)2=CH-H3C

Alcohol secundario: los alcoholes secundarios tardan más tiempo, entre 5 y 20 minutos, porque los carbocationes secundarios son menos estables que los terciarios.

Alcohol Procedencia
propan-2-ol H3C-CHAO)-CH3 propano H3C-CH2-CH3
prop-1-en-2-ol H3C-C(OH)=CH2 propeno C3H6

Alcohol terciario: los alcoholes terciarios reaccionan casi instantáneamente, porque forman carbocationes terciarios relativamente estables

Alcohol Procedencia
metilpropan-2-ol (H3C)3C-OH metilpropano (H3C)2=CH-H3C

Nomenclatura

Común (no sistemática): anteponiendo la palabra alcohol y sustituyendo el sufijo -ano del correspondiente alcano por -ílico. Así por ejemplo tendríamos alcohol metílico, alcohol etílico, alcohol propílico, etc.

IUPAC: sustituyendo el sufijo -ano por -ol en el nombre del alcano progenitor, e identificando la posición del átomo del carbono al que se encuentra enlazado el grupo hidroxilo.

Cuando la molécula alcohólica es sustituyente, se emplea el prefijo hidroxi-

Si hay varios -OH en la cadena, se utilizan los sufijos-diol, -triol, -tetrol,...según las veces que se repite el OH.

Formulación

Los alcoholes responden a la fórmula general CnH2n+1OH

Propiedades

Los alcoholes primarios y secundarios son líquidos incoloros y de olor desagradable, solubles en el agua en cualquier proporción y menos densos que ella. Los terciarios en cambio son todos líquidos.

Su punto de ebullición suele estar en torno a 110 ºC y tiende a aumentar con el número de carbonos. En cuanto al punto de fusión, lo más habitual es que esté por debajo de los -80 ºC.

Las propiedades físicas de los alcoholes están relacionados con el grupo -OH, que es muy polar y capaz de establecer puentes de hidrogeno con sus moléculas compañeras, con otras moléculas neutras, y con amiones.

Fuentes

Muchos alcoholes pueden ser creados por fermentación de frutas o granos con levadura, pero solamente el etanol es producido comercialmente de esta manera, principalmente como combustible y como bebida. Otros alcoholes son generalmente producidos como derivados sintéticos del gas natural o del petróleo.

Usos

Los alcoholes tienen una gran gama de usos en la industria y en la ciencia como solventes y combustibles. El etanol y el metanol pueden hacerse combustionar de una manera más limpia que la gasolina o el gasoil. Por su baja toxicidad y disponibilidad para disolver sustancias no polares, el etanol es utilizado frecuentemente como solvente en fármacos, perfumes y en esencias vitales como la vainillina. Los alcoholes sirven frecuentemente como versátiles intermediarios en la síntesis orgánica.

Alcohol sanitario

El alcohol de botiquín puede tener varias composiciones. Puede ser totalmente alcohol etílico al 96º, con algún aditivo como el cloruro de benzalconio o alguna sustancia para darle un sabor desagradable.

Si contiene solo etanol, se podria llegar a beber con los mismos efectos que una bebida alcohólica. De hecho, en Suecia para comprar alcohol en un farmacia se necesita receta médica, para controlar a los que podrían bebérselo.

Otras composiciones: podría contener alcohol isopropílico, no es apto para beberlo, pero puede ser más efectivo para el uso como secante.

Habitualmente, por lo menos en España, el alcohol etilico tiene una concentracion del 96º, la misma que recien destilado. Sin embargo, para uso como desinfectante, es más efectivo si esta rebajado hasta una concentracion del 70º.

De todas formas no es tan buen desinfectante y es bastante irritante, lo que no ayuda a la recuperacion de la herida. Para casa lo ideal es la povidona yodada, conocida como Yodo o betadine.

Alcohol y salud

El abuso del alcohol es una de las principales causas de problemas de salud, de familia, de trabajo y de relaciones sociales.

La morbilidad asociada al consumo de bebidas alcohólicas es muy elevada:

  • Accidentes de tráfico
  • Accidentes laborales
  • Muertes por cirrosis hepática
  • Síndrome alcohólico fetal
  • Polineurosis

Un porcentaje muy elevado de los jóvenes de entre 13 a 18 años se embriagan con frecuencia.

Para algunas personas, el alcohol se va convirtiendo poco a poco en algo cada vez más importante en su vida, que puede acabar dominando acciones y pensamientos y/o alterar negativamente su conducta.

A partir de este momento, si la persona continúa bebiendo, se puede hablar de "dependencia", de "adicción" o de "alcoholismo".

Señales que pueden denunciar el alcoholismo:

  • Cuando se bebe más de lo que se quiere.
  • Cuando se declara solemnemente: "Yo lo dejo cuando quiera".
  • Cuando se tienen sentimientos de culpabilidad o remordimientos después de haber bebido demasiado.
  • Cuando se empiezan a deteriorar las relaciones familiares o sociales.
  • Cuando una persona continúa bebiendo a pesar de las consecuencias negativas de su conducta.
  • Cuando se pone como excusa para celebrar algo continuamente.
  • Cuando se pone como pretexto para suavizar algún problema.
  • Cuando se necesita tomar una "copa" para estar más abierto y sociable con la gente que te rodea.

Efectos del alcohol en el organismo

  • La asimilación del alcohol por el organismo se inicia desde el momento mismo de la ingesta. Un pequeño porcentaje se absorbe a través de la boca y el esófago.
  • En el estómago los ácidos gástricos disuelven los alimentos y bebidas consumidos. Otro pequeño porcentaje de alcohol es absorbido mientras permanece en el estómago (20% a 30% del alcohol bebido se absorbe en las vías digestivas superiores y el estómago). El alcohol erosiona la mucosa estomacal. Al quedar desprotegido el estómago, el jugo gástrico y todo lo ingerido producen la sensación de acidez y dolor. Si el ataque a la mucosa se hace constantemente se puede originar una gastritis.
  • En el intestino delgado se absorbe entre el 70% a 80% del alcohol consumido. Ingresa al torrente sanguíneo y es llevado al hígado por la vena porta.
  • En el hígado las células hepáticas metabolizan el alcohol, transformándolo en sustancia útil para el organismo: alcohol (tóxico)--> acetaldehído --> Acetato (Rico en calorías usado como fuente de energía)
  • El exceso de alcohol ocasiona el desgaste de las reservas de glucógeno en el hígado y los músculos. La falta de glucógeno disminuye los azúcares en la sangre y provoca una sensación de debilidad y agotamiento físico.
  • Al ser insuficiente el trabajo realizado por el hígado el etanol invade el torrente sanguíneo y se esparce por todos los tejidos del cuerpo. Entre 30 y 90 minutos de la ingesta se registra el máximo nivel de alcohol en la sangre.
  • En los riñones el alcohol inhibe la función de la hormona vasopresina, lo que ocasiona que se elimine más agua de la que se ingiere. El agua que el organismo necesita es obtenida de órganos como el cerebro, provocando el fenómeno conocido como resaca.
  • Beber demasiado alcohol causa una larga lista de serios problemas de salud, incluyendo infartos, diversos cánceres y ataques al corazón, así como alcoholismo. A la larga, beber excesivamente puede tener consecuencias en la salud como: pérdida del apetito, deficiencia vitamínica, mala digestión de alimentos, problemas de piel, impotencia sexual, obesidad, problemas del sistema nervioso central, pérdida de memoria, desórdenes psicológicos así como enfermedades tales como: cirrosis hepática, pancreatitis, cáncer de labio, de boca, de laringe, de esófago y de hígado.
  • Diversos estudios técnicos y científicos han demostrado que el consumo moderado de alcohol tiene efectos beneficiosos para la salud. Investigaciones llevadas a cabo en el año 1999 demuestran que el consumo moderado de vino tinto disminuye el riesgo de embolia, pero consumir elevadas cantidades de alcohol aumenta el riesgo de ataques.
  • Reduce la arteriosclerosis.
  • Aumenta los niveles en la sangre de moléculas como el colesterol.
  • Reduce el riesgo de coágulos sanguíneos.
  • Además, esta comprobado que engorda y combinándolo con el manejo de vehículos y/o maquinaria peligrosa mata.

Si bebes no conduzcas

La conducción segura requiere tener un total control mental, un total control físico y buen oído.

Hay muchos factores que pueden influir mentalmente y físicamente, y dar como resultado una conducción peligrosa; entre otros, los diversos efectos de los medicamentos y el consumo de drogas como el alcohol.

Después de tomar alcohol, el estómago y el intestino delgado lo absorben rápidamente, de forma que cinco minutos más tarde ya se detecta su presencia en la sangre.

30 minutos más tarde ya ha conseguido la máxima concentración.

La velocidad de absorción depende del vaciado gástrico, que depende del tipo de alimentos que se ingieren puesto que las

grasas retardan dicho vaciado.

Según un estudio del Instituto Nacional de Toxicología de Barcelona, el 31% de los conductores que murieron en las carreteras catalanas en el año 2000 tenían restos de alcohol que excedían la tasa máxima permitida por la ley (0,5 g por litro de sangre). Y del 41% de los muertos, dos de cada cinco habían consumido alcohol.

Riesgos del alcohol

  • A nivel psicológico:
  • Pérdida de memoria
  • Dificultades cognitivas
  • Demencia alcohólica
  • A nivel orgánico:
  • Gastritis
  • úlcera gastroduodenal
  • Cirrosis hepática
  • Enfermedades cardíacas
  • Tolerancia y dependencia física, expresada en: ansiedad, temblor, insomnio, taquicardia, hipertensión, y que puede desembocar en un delirium tremens si no se trata adecuadamente

Consumo responsable

Los médicos miden la cantidad de alcohol que puede ingerir una persona en unidades de medida estándar (UBE).

Una UBE equivale a unos 10 g de alcohol, y es la cantidad que hay en una caña de cerveza, una copa de vino, un carajillo o un chupito.

Dos UBE es la cantidad que hay en una copa de coñac, un whisky o un combinado.

Para conocer la cantidad de alcohól que contienen las bebidas de consumo habitual se utiliza la siguiente operación matematica

Gramos de etanol = (G ° x ml x 0,80) / 100

En la fórmula basta reemplazar la variable G ° por la graduación alcohólica de la bebida. Esta suele visualizarse en la etiqueta de la misma. Donde figura la variable “ml” debe colocarse la cantidad de bebida consumida, expresada en mililitros. El 0,80 reemplaza en la fórmula al peso de 1 gramo de alcohol puro, que es 0,80 g. Una vez conocida la cantidad de gramos de etanol, es muy sencillo calcular su valor calórico. Cada gramo de etanol equivale a 7 kilocalorías.

Aunque la misma cantidad de alcohol tiene efectos diferentes en distintas personas, los expertos sitúan la frontera del consumo de riesgo en 4 UBE diarias para los hombres y 2 UBE para las mujeres.

La ciencia ratifica que el alcohol perjudica más a la mujer y ha dedicado buena parte de interés a esta cuestión, y a veces ha adjudicado esta enfermedad al hombre, pero las estadísticas demuestran que el consumo del alcohol entre las mujeres aumenta e incluso supera el de los hombres.

Desde las primeras investigaciones se supo que las mujeres y los hombres no metabolizan el alcohol de la misma forma, y que éste daña más el hígado y el corazón de las mujeres. Una investigación de la Facultad de Medicina de Mount Sinaí (Nueva York) confirma que uno de los tres enzimas que descomponen el alcohol es dos veces más eficaz en los hombres que en las mujeres. También es importante remarcar que la tolerancia al alcohol por parte de la mujer es menor que para el hombre.

Si una mujer bebe lo mismo que un hombre, los daños pueden ser superiores.

La diferencia de sexo determina muchas diferencias en los efectos del alcohol, y está directamente relacionada con el daño cerebral, que en las mujeres es más elevado en el caso de una concentración alta de alcohol en la sangre.

Estudios basados en imágenes de resonancias magnéticas han demostrado que el consumo excesivo de alcohol encoge el cerebro, sobre todo la materia blanca, y aumenta el fluido cerebroespinal en él. Hace dos años se pudo constatar que en el caso de las mujeres pasa algo similar, pero que las mujeres perdían un 11% de materia gris, frente al 5,6% que pierden los hombres.

Oxidación de alcoholes

  • Alcohol primario: se utiliza la Piridina (Py) para detener la reacción en el aldehído Cr03/H+ se denomina reactivo de Jones, y se obtiene un ácido carboxílico
  • Alcohol secundario: se obtiene una cetona
  • Alcohol terciario: no se oxida

Alcoholes más importantes


Documentación

http://es.encarta.msn.com
http://www.farmaceuticonline.com
http://www.zonadiet.com
http://es.wikipedia.org/