La Página de Bedri
LLibreta_de_apuntes_texto.gif (3261 bytes)
Pagina_inicial_texto.gif (1150 bytes) LLibreta_de_apuntes_texto.gif (3261 bytes) Mapa_del_web_texto.gif (1230 bytes)

 

LIPOPROTEÍNAS

 

¿QUÉ SON LAS LIPOPROTEÍNAS?

Las lipoproteínas son complejos macromoleculares compuestos por proteínas y lípidos que transportan masivamente las grasas por todo el organismo. Son esféricas, hidrosolubles, formados por un núcleo de lípidos apolares (colesterol esterificado y triglicéridos) cubiertos con una capa externa polar de 2 nm formada por apoproteínas, fosfolípidos y colesterol libre. Muchas enzimas, antígenos y toxinas son lipoproteínas.

Para que el cuerpo pueda usar los lípidos de la dieta, estos deben primero ser absorbidos en el intestino delgado. Puesto que estas moléculas son aceites, estos son esencialmente insolubles en el ambiente acuoso del intestino. La solubilización (o emulsificación) de lípidos de la dieta se logra por medio de las sales biliares, que se sintetizan a partir del colesterol en el hígado y después se almacenan en la vesícula biliar; la bilis se secreta luego de la ingestión de lípidos.

La emulsificación de grasas de la dieta las hace accesibles a las lipasas pancreáticas (sobre todo la lipasa y la fosfolipasa A2; FPA2). Estas enzimas, secretadas al intestino por el páncreas, generan ácidos grasos libres y una mezcla de mono y diglicéridos a partir de los triglicéridos de la dieta. La lipasa pancreática degrada los triglicéridos en forma secuencial en las posiciones 3 y 1 para generar 1,2 di glicéridos y 2 acilglicerol. Los fosfolípidos son degradados en la posición 2 por la FPA2 que libera un ácido graso libre y el lisofosfolípido. Los productos de las lipasas pancreáticas entonces se difunden a las células epiteliales intestinales, donde ocurre la re-síntesis de los triglicéridos.

Los triglicéridos y el colesterol de la dieta, así como también los triglicéridos y el colesterol sintetizados por el hígado, se solubilizan en complejos de lípidos-proteínas (lipoproteínas). Estos complejos contienen las gotitas de triglicéridos y de ésteres del colesterol rodeados por fosfolípidos polares y proteínas llamadas apo-lipoproteínas. Estos complejos de lipoproteínas varían en su contenido del lípido y de la proteína.

Índice

Estructura
Tipos de lipoproteínas
Principales funciones de las lipoproteínas
Valores del Perfil Lipídico

Estructura

La lipoproteínas son agregados moleculares esféricos con una cubierta de unos 20 Ā de grosor formada por lípidos anfotéricos cargados, como colesterol no esterificado y fosfatidilcolinas; entre ellos se insertan las apolipoproteínas. Estas moléculas dirigen sus regiones apolares hidrófobas hacia el interior y sus grupos cargados hacia el exterior, donde interaccionan con el agua. Esto se debe a que las grasas, no se pueden disolver en un medio acuoso porque son hidrofóbicas, para eso necesitan proteínas que las recubran para dejar expuestos solo la parte polar de dicha proteína y de esta manera se pueda disolver la grasa en el plasma.

Tipos de lipoproteínas

Las lipoproteínas se clasifican en diferentes grupos según su densidad, a mayor densidad menor contenido en lípidos:

Cada tipo de lipoproteína tiene una composición y una proporción características de apolipoproteínas.

Los quilomicrones (QM) son grandes partículas esféricas que transportan los triglicéridos de la dieta provenientes de la absorción intestinal en la sangre hacia los tejidos. Las apolipoproteínas sirven para aglutinar y estabilizar las partículas de grasa en un entorno acuoso como el de la sangre; actúan como una especie de detergente. Los receptores de lipoproteínas de la célula pueden así identificar a los diferentes tipos de lipoproteínas y dirigir y controlar su metabolismo.

Son relativamente bajas en proteínas, fosfolípidos y colesterol, pero altas en triglicéridos (55 a 95 %). En términos más amplios, estas partículas, al igual que las lipoproteínas de muy baja densidad, son denominadas "lipoproteínas ricas en triglicéridos". (Ver más de los quilomicornes)

Las lipoproteínas de muy baja densidad también conocidas como VLDL (very low density lipoprotein) son lipoproteínas precursoras compuestas por triacilglicéridos y ésteres de colesterol principalmente, son sintetizadas en el hígado y a nivel de los capilares de los tejidos extrahepáticos (tejido adiposo, mama, cerebro, glándulas suprarrenales) son atacadas por una enzima lipoproteína lipasa la cual libera a los triacilgliceroles, convirtiéndolos en ácidos grasos libres.

Son relativamente bajas en proteínas, fosfolípidos y colesterol, pero altas en triglicéridos (55 a 95 %). En términos más amplios, estas partículas, al igual que los quilomicrones, son denominadas "lipoproteínas ricas en triglicéridos".

Esta enzima, en el tejido adiposo tiene una Km alta y es controlada por la insulina. El producto de la acción de esta enzima es una IDL que posteriormente, al aumentar su concentración relativa de colesterol, pasará a ser una LDL. (Ver más de las lipoproteínas de muy baja densidad)

Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) son lipoproteína que transporta el colesterol desde el hígado al resto del cuerpo, para que sea utilizado por distintas células.

Debido a que las LDL transportan el colesterol a las arterias, un nivel alto de LDL está asociado con aterosclerosis, infarto de miocardio y apoplejía. Algunos le llaman "colesterol malo"; cabe resaltar que esta clasificación entre colesterol bueno o malo no debe ser usada, puesto que la LDL cumple una importante función en el organismo. Sin embargo, su exceso si puede ser dañino.

las LDL se forman cuando las lipoproteínas VLDL pierden los triglicéridos y se hacen más pequeñas y más densas, conteniendo altas proporciones de colesterol.

Rango recomendado: la American Heart Association proporciona un conjunto de guías para bajar el nivel de LDL y el riesgo de cardiopatía isquémica.

Menos de 100 mg/dL: Colesterol LDL óptimo, correspondiente a un nivel reducido de riesgo para cardiopatía isquémica.
100 a 129 mg/dL: Nivel próximo al óptimo de LDL .
130 a 159 mg/dL: Fronterizo con alto nivel de LDL.
160 a 189 mg/dL: Alto nivel de LDL.
190 mg/dL y superiores: Nivel excesivamente elevado, riesgo incrementado de cardiopatía isquémica.

Están caracterizadas por elevados niveles de colesterol, principalmente en la forma de ésteres colesterílicos. La segunda forma de colesterol mencionada (LDL) es altamente insoluble. En virtud de que hasta el 50 % de la masa de LDL es colesterol, no resulta sorprendente que el LDL tenga un rol significativo en el desarrollo de la enfermedad aterosclerótica. (Ver más de las lipoproteínas de baja densidad)

Las lipoproteínas de alta densidad (HDL) son un tipo de lipoproteínas que transportan el colesterol desde los tejidos del cuerpo al hígado.

Debido a que las HDL pueden retirar el colesterol de las arterias, y transportarlo de vuelta al hígado para su excreción, se le conoce como el "colesterol bueno". Cuando se miden los niveles de colesterol, el contenido en las partículas, no es una amenaza para la salud cardiovascular del cuerpo (en contraposición con el LDL o "colesterol malo").

Las HDL son las lipoproteínas más pequeñas y más densas y están compuestas de una alta proporción de apolipoproteínas. El hígado sintetiza estas lipoproteínas como esferas vacías y tras recoger el colesterol incrementan su tamaño al circular a través del torrente sanguíneo.

Los hombres suelen tener un nivel notablemente inferior de HDL que las mujeres por lo que tienen un riesgo superior de enfermedades del corazón).

Estudios epidemiológicos muestran que altas concentraciones de HDL (superiores a 60 mg/dL) tienen una carácter protector contra las enfermedades cardiovasculares (como la cardiopatía isquémica e infarto de miocardio). Bajas concentraciones de HDL (por debajo de 35mg/dL) suponen un aumento del riesgo de estas enfermedades, especialmente para las mujeres.

Los aspectos notables de estas partículas son su alto contenido de proteína (50%) y su relativamente alto contenido de fosfolípidos (30%). Generalmente, las HDL son divididas en dos subclases: HDL2 y HDL3. Las HDL2 son grandes y menos densas; las HDL3 son menores y más densas (Ver más de las lipoproteínas de alta densidad)

Principales funciones de las lipoproteínas

Tienen, entre otras funciones, la estabilización de las moléculas de lípidos, como triglicéridos, fosfolípidos, colesterol, en un entorno acuoso como es la sangre. Actúan como una especie de detergente y también sirven como indicadores del tipo de lipoproteína de que se trata. Los receptores de lipoproteínas de la célula pueden así identificar a los diferentes tipos de lipoproteínas y dirigir y controlar su metabolismo.

Los quilomicrones y las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) transportan por el cuerpo los triacilgliceroles provenientes de la comida y los endógenos (producidos por el organismo).

Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y las de alta densidad (HDL) transportan el colesterol proveniente de la comida y el endógeno. Las HDL y las lipoproteínas de muy alta densidad (VHDL) transportan los fosfolípidos ingeridos y los endógenos.

Las lipoproteínas consisten de un centro de lípidos hidrofóbicos rodeado por una cubierta de lípidos polares lo que, a su vez, está rodeado por una cubierta de proteína. Las proteínas que se utilizan en el transporte de los lípidos son sintetizadas en el hígado y son denominadas «apolipoproteínas» o «apo». Hasta 8 apolipoproteínas pueden estar involucradas en la formación de la estructura de una lipoproteína. Las proteínas son llamadas Apo A-1, Apo A-2, Apo B-48, Apo C-3, etc.

En su conjunto, las lipoproteínas conservan una concentración de lípidos en sangre de unos 500 mg de lípidos totales en 100 ml de sangre. De estos 500, 120 mg son triacilgliceroles (TAG), 220 mg es colesterol y 160 mg es fosfolípido.

Las LDL contienen, típicamente, el 50-70 % del colesterol total sérico y ambos están directamente relacionados con los riesgos de enfermedades cardíacas o coronarias. Las HDL contienen, normalmente, el 20-30 % del colesterol total; los niveles de HDL están inversamente relacionados con los riesgos de enfermedades cardíacas o coronarias. Las VLDL contienen 10-15 % del colesterol sérico total y la mayor parte de los triglicéridos en el suero post-ayuno; las VLDL son precursoras de las LDL; se presume que algunas formas de VLDL, en especial las VLDL residuales, son aterogénicas.

Pequeñas cantidades de colesterol son transportadas, también, por dos clases menores de lipoproteínas: las lipoproteínas de densidad intermediaIntermediate Density Lipoproteins» o IDL), de densidad 1,006-1,019 Kg. /L y las lipoproteínas(a) de densidad 1,045-1,080 Kg. /L.

Los quilomicrones (densidad <1,006 Kg. /L) aparecen en la sangre transitoriamente, despues de una comida de contenido graso y normalmente desaparecen por completo antes de 12 horas. Son ricos en triglicéridos y responsables por el aumento postprandial (luego de comer) de los triglicéridos en el plasma aunque normalmente no tienen efecto importante sobre la concentración de colesterol total.

Valores del Perfil Lipídico

Las pruebas de sangre estándar en ayunas para el perfil lipídico incluirán valores para colesterol total, HDL-colesterol (llamado; colesterol bueno), LDL-colesterol (llamado; colesterol malo), y triglicéridos. Factores como antecedentes familiares y estilo de vida, presión arterial independientemente de si fuma o no, determinan lo qué se considerarían valores ideales versus valores no-ideales para los perfiles de lípidos de sangre en ayunas. Se relacionan los valores para varios lípidos que indican riesgo bajo o elevado para la enfermedad coronaria.

 

Colesterol total en suero

< 200mg/dL

valores deseados

200–239mg/dL

limite de riesgo elevado

>240mg/dL

alto riesgo

 

Colesterol - HDL (cuanto más alto mejor)

Hombres

Mujeres

 

< 40mg/dL

< 50mg/dL

riesgo alto

40–50mg/dL

50-60mg/dL

valores normales

> 60mg/dL

cierto nivel de protección contra cardiopatías

 

Colesterol - LDL (cuanto más bajo mejor)

< 100mg/dL

valores óptimos

100mg/dL–129mg/dL

óptimo a casi óptimo

130mg/dL–159mg/dL

limite de alto riesgo

160mg/dL–189mg/dL

alto riesgo

>190mg/dL

riesgo muy alto

 

Triglicéridos  (cuanto más bajo mejor)

< 150mg/dL

normal

150mg/dL–199mg/dL

limite de alto riesgo

200mg/dL–499mg/dL

alto riesgo

> 500mg/dL

riesgo muy alto

 

DOCUMENTACIÓN Y REFERENCIAS

 

 

¿Has encontrado lo que buscabas?

 

 

Nos gustaría poder contar con tu colaboración y que te pusieras en contacto con nosotros para hacernos llegar tus ideas y tus propuestas sobre esta página. También nos gustaría que colaboraras con nosotros, es gratis y sin compromiso. Si deseas hacerlo, puedes ponerte en contacto con nosotros mandando un correo e-mail, utilizando para ello la dirección que ves debajo.

Antes de nada, queremos hacer constar, de forma especial, que no somos una consultora ni tampoco tenemos la capacidad para responder a todas las preguntas porque a lo mejor, no podemos dar todas las respuestas.

Esta dirección no se puede copiar con las herramientas habituales porque se trata de una imagen. Para enviar el correo debéis copiar manualmente la dirección en la caja de direcciones de vuestro programa de correo electrónico.

Si lo que deseas es hacer alguna consulta de tipo académico o profesional, puedes intentarlo  a través del nuevo foro, seguro que alguien tiene una buena solución.

Te esperamos.

 

Vuelve pronto, te esperamos