La Página de Bedri
·-Libreta de apuntes-·
Mijo
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué es el mijo?

Es un cereal con un grano muy pequeño que parece una semilla como el alpiste. Tiene un sabor suave y neutro, y contiene una buena dosis de fósforo, magnesio, hierro y vitaminas A y B. Va muy bien para la salud y la belleza del cabello y los médicos lo suelen recomendar a los niños que nacen con poco o débil cabello.

Es un cereal que crece en tierras pobres con poca lluvia y es muy resistente a fuertes sequías. Además tiene la ventaja de poder almacenarse sin dificultad por algunos años. Reemplaza en muchos casos al arroz tanto en platos dulces como salados.

Contiene un 11% de proteínas, algo más que el trigo, el arroz y el maíz. Apenas tienen gluten, por lo que no resulta apto para elaborar pan. Con este cereal se elaboran papillas y tortas planas, ya que su masa no sube.

Origen

El mijo es uno de los cereales más antiguos y parece proceder del centro de África, donde se cultiva desde tiempo inmemorial. Posiblemente llegó; a la India a bordo de los barcos de comerciantes árabes, siendo en la actualidad el alimento básico para más de 400 millones de personas de África, China e India.

Clasificación científica

Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Liliopsida
Orden: Poales
Familia: Poaceae
Género: Panicum
Especie: P. miliaceum
Nombre binomial
Panicum miliaceum
L.

Variedades

Los mijos forman un grupo, no taxonómico, sino de sentido agronómico, de varios cultivos cereales con semilla pequeña. Éste también es un cereal de economía sólida.

Las especies principales de mijo, ordenadas por su importancia económica son:

Otras especies de menor importancia incluyen:

Mijo común

Se desconoce tanto la ubicación del ancestro salvaje como del lugar donde se domesticó el mijo común, pero se sabe que las primeras cosechas se dieron tanto en Transcaucasia como en China hace aproximadamente 7000 años y se supone que puede haber sido domesticado independientemente en cada una de estas áreas. Todavía se cultiva extensivamente en India, Rusia, Oriente Medio, Turquía y Rumanía. En los Estados Unidos el mijo se cultiva principalmente como comida para pájaros, se vende como alimento dietético y debido a su carencia de gluten puede ser incluido en las dietas de los celíacos.

El mijo se adapta bien a casi cualquier tipo de suelo y condición climática, tiene un periodo de crecimiento corto y necesita poca agua. Sus necesidades de agua son seguramente las menores de entre todos los cereales principales. Es un cultivo excelente para tierras de secano. Las plantas alcanzan una altura de hasta 100cm. Las semillas crecen en espigas y son de un tamaño pequeño (2-3 mm) de color crema, amarillo, rojo-anaranjado o marrones.

El mijo común es una hierba anual al igual que todos los demás mijos.

Mijo perla

El mijo perla (Pennisetum glaucum) también es conocido como mijo panizo de Daimiel. El mijo perla casi ciertamente tuvo su origen en el Africa occidental tropical donde se da el mayor número de formas silvestres y cultivadas. Hace unos 2.000 años fue llevado este cultivo a África oriental y central, y a la India, donde por su magnífica tolerancia a la sequía llegó a arraigar en los terrenos más áridos. La altura de la planta de mijo perla puede variar de 0,5-4 m y el color del grano puede ser casi blanco, amarillo pálido, pardo, gris, azul pizarra o morado. Los granos ovoides tienen unos 3-4 mm de largo, mucho mayores que los de otros mijos y el peso de 1 000 semillas varía de 2,5 a 14 g, con un promedio de 8 g.

Mijos menores:

Los mijos menores, también llamados mijos pequeños han sido objeto de poca atención. Comprenden el mijo coracán (Eleusine coracana) el panizo o mijo cola de zorra (Setaria italica), el mijo kodo (Paspalum scrobiculatum ), el mijo común o proso (Panicum miliacum), el mijo pequeño (Panicum sumatrense) y el mijo de los arrozales o sawa (Echinochloa crus-galli y Echinochloa colona).

Los mijos menores representan menos del uno por ciento de los granos de consumo humano que se producen actualmente en el mundo. De ahí que no sean importantes en cuanto a la producción alimentaria mundial aunque sean esenciales como cultivos alimentarios en sus respectivos agro-ecosistemas. Casi siempre se cultivan en zonas marginales o en condiciones agrícolas donde los cereales principales no dan un rendimiento sostenible.

El Mijo Japonés

El mijo de los arrozales, mijo japonés o mijo sawa (Echinochloa crus-galli (L.) P.B. y Echinochloa colona (L.) Link), es el mijo que más rápidamente crece de todos, dando cosechas en seis semanas. Se cultiva en la India, el Japón y China, como sucedáneo del arroz cuando falla éste. Se cultiva como forraje en Estados Unidos y puede producir hasta ocho cosechas al año. Su altura varía entre 50 y 100 cm. Las semillas de este mijo son redondas y relativamente pequeñas son una parte esencial de las mezclas de semillas para aves de jaula y aviario. Esta semilla es pobre en lisina pero rica en leucina, que nos ayuda mucho a completar la dieta de los pájaros en jaula. Además, contiene también aminoácidos esenciales como la lisina, la metionina y la cistina, así como la tirosina, las cuales están contenidas en cantidades muy provechosas.

Se utiliza fundamentalmente en la alimentación de canarios y jilgueros enjaulados.

Producción de mijo

Son varias las clases de mijo que se cultivan en el mundo, pero bajo el epígrafe general de mijo se dan los datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) sobre superficie, rendimiento y producción de todos los mijos. El mijo perla, el mijo coracán y el mijo proso representan gran parte del mijo cultivado en todo el mundo. La producción de este cereal aumentó pasando de 26 millones de toneladas en 1979-81 a 31 millones de toneladas en 1988 y fue análoga en los años de 1989 y 1990. Asia, seguida por Africa y los territorios que fueron de la Unión Soviética cultivan casi todo el mijo del mundo. Los principales productores de mijo en 1990 fueron la India (39 %), China (15 %), Nigeria (13 %) y los territorios que fueron de la Unión Soviética (12 %).

En la India, China, Nigeria, el Níger, Malí, Uganda, Burkina Faso y Nepal, la proteína aportada por los productos hortícolas es superior al 80 %. Así pues, en muchos países productores de sorgo y mijo, los productos hortícolas, especialmente los cereales aportan el grueso de energía y proteínas.

Empleo en consumo humano

El consumo mundial de mijo como alimento humano sólo ha crecido ligeramente durante estos últimos años en contraste con el gran aumento que se ha registrado en el consumo de otros cereales. En todos los países ha habido tendencia a la baja del consumo de mijo per capita cuando los ingresos por persona superan ciertos niveles debido al menor prestigio que supone su consumo.

Para millones de personas que habitan en las zonas tropicales semiáridas de Asia y Africa, el sorgo y el mijo son los alimentos básicos más importantes. Estos cultivos sirven de sustento a la gente más pobre del campo y así seguirán haciéndolo en un futuro previsible. El sorgo y el mijo crecen en ambientes duros donde no medran bien otros cultivos. Las mejoras que se consigan en producción, disponibilidad, almacenamiento, utilización y consumo de estos alimentos contribuirán mucho a la seguridad alimentaria de los hogares y a la nutrición de los habitantes de esas regiones.


Documentación

http://www.consumer.es
http://www.diamantemandarin.org
http://www.fao.org
http://www.revistadieteticaysalud.com
http://es.wikipedia.org/