La Página de Bedri
La cerveza
Enlaces relacionados
ÍNDICE
Publicidad

Desde hace miles de años, la cerveza es parte de nuestra historia, cultura y dieta mediterráneas. Por su sabor refrescante, su baja graduación alcohólica y su mínimo aporte calórico, esta bebida es la compañera ideal de una dieta sana y equilibrada.

Numerosos endocrinos y especialistas en nutrición coinciden en que la importancia de una buena alimentación es tal, que una persona propensa a desarrollar una enfermedad determinada puede llegar a retrasarla e incluso inhibirla, simplemente con una buena terapia nutricional y unos hábitos de vida saludables.

Evitar el estrés, hacer ejercicios regularmente, mantener una actitud positiva y llevar una alimentación equilibrada, pueden convertirse en una forma fácil y natural para prevenir ciertas dolencias.

Así, graves enfermedades que afectan a la población actual, como las afecciones cardiovasculares o el cáncer, pueden prevenirse en gran parte si nos adecuamos a determinados patrones alimenticios.

El análisis de la cerveza revela la presencia de diversos minerales indispensables en al organismo como el fósforo, calcio hierro potasio y manganeso, así como de vitaminas particularmente de las del complejo B como la riboflavina y al niacina.

La cerveza se digiere fácilmente. Sus componentes se absorben y asimilan fácil y rápidamente por el organismo.

El consumo moderado de cerveza disminuye la retención de agua y es un excelente diurético. Sin embargo, y a pesar de las numerosas investigaciones hechas al respecto, no se sabe qué componente individual es el responsable

Una jarra de beneficios

La cerveza es una bebida elaborada con ingredientes 100% naturales (agua, cebada, levadura y lúpulo), y está compuesta por más de 2000 elementos. Es una de las pocas bebidas que contienen vitaminas y minerales de forma natural, destacando especialmente las vitaminas del grupo B, como la riboflavina, piridoxina, niacina, ácido fólico y tiamina, y las de los grupos "A", "D" y "E". Además tiene una graduación alcohólica muy baja, generalmente entre 4º y 5º, y es la única bebida que cuenta con una variedad sin alcohol.

La cerveza es una bebida-alimento que puede ser beneficiosa para la salud, siempre que se consuma con moderación. Aparte de las vitaminas y minerales que contiene, su consumo mesurado puede reducir hasta un 60% el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, según las investigaciones del Instituto de Nutrición y Bromatología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación. Este factor protector va en aumento con la edad, en especial a partir de los cincuenta años.

Además, el alcohol, en cantidades moderadas, aumenta el colesterol asociado a las lipoproteínas de alta densidad (HDL) o "colesterol bueno" y disminuye los niveles del colesterol asociado a las lipoproteínas de baja densidad (LDL) o "colesterol malo", lo que reduce los riesgos de padecer enfermedades y accidentes cardiovasculares (White, 1996).

El consumo moderado de cerveza podría también estar asociado con el retraso de la aparición de la menopausia. Numerosos estudios científicos realizados en diversos países concluyen que el nivel de estrógenos en sangre es mayor en el caso de consumidoras moderadas de alcohol que en mujeres abstemias. Además, la cerveza contiene fitoestrógenos, compuestos de estructura química muy próxima a la de los estrógenos naturales, que serían responsables de un retraso de dos años, como promedio, en la aparición de la menopausia en mujeres que beben cerveza con moderación (Togerson et al., 1997). Este retraso de la menopausia significa también que se posterguen los efectos y trastornos que conlleva, como la temida osteoporosis y los problemas cardiovasculares, entre otros.

Antioxidantes naturales

Durante la vida se produce un equilibrio continuo entre oxidantes y antioxidantes pero, a medida que envejecemos, este balance se desplaza a favor de los oxidantes. Por tanto, es de suma importancia el consumo de alimentos ricos en antioxidantes naturales para contrarrestar estos efectos. Los antioxidantes retrasan el envejecimiento celular, disminuyen el riesgo de infarto y de enfermedades cardiovasculares, y tienen cierta capacidad en la prevención de determinados tipos de cáncer.

El estudio "Actividad antioxidante de la cerveza: estudios in vitro e in vivo", elaborado por la Universidad de Burgos y la Universidad de Valencia, señala que la cerveza cuenta con una estimable cantidad de antioxidantes naturales que, debido a su poder de capturar radicales libres, previenen el deterioro oxidativo de los alimentos y perturbaciones de la salud. (Ver más de los antioxidantes)

Otras propiedades de la cerveza

La cerveza puede considerarse una bebida alimento, natural y saludable. No contiene grasas y aporta vitaminas del grupo B, que son importantes para un equilibrio nervioso adecuado, como la riboflavina (B2) que facilita la digestión, piridoxina (B6), niacina, folatos y ácido fólico, y tiamina (B1) que actúa sobre el metabolismo de los glúcidos.

La cerveza es una bebida refrescante, tónica y rica en extractos naturales que la convierte en un buen aperitivo porque estimula las papilas gustativas y abre el apetito.

La cerveza cumple todos los requisitos higiénicos, debido a que no es posible que en ella se desarrollen mocroorganismos patógenos. La presencia de alcohol, de sustancias amargas y de componentes fenólicos tienen un efecto beneficioso.

El consumo moderado de cerveza, al contener alcohol, disminuye la retención de agua y es un excelente diurético, disminuye la excitabilidad y facilita la relajación.

La cerveza se digiere fácilmente. Sus componentes se absorben y asimilan fácil y rápidamente por el organismo.

El Instituto Nacional de Nutrición analizó tres marcas de cerveza y con los siguientes resultados:

Elementos Marca A Marca B

Marca C

Tiamina 8.60 mg/100gr 7.20 mg/100gr 8.60 mg/100gr
Riboflavina

9.00 mg/100gr

4.00 mg/100gr

8.00 mg/100gr

Niacina

8.60 mg/100gr

17.60 mg/100gr

19.30 mg/100gr

Calcio

.09 mg/100gr

.07 mg/100gr

.05 mg/100gr

Sodio

5.00 meq/l

2.9 meq/l

1.9 meq/l

Potasio

7.60 meq/l

9.4 meq/l

9.60 meq/l

Magnesio

2.53 mg/100gr

3.35 mg/100gr

2.53 mg/100gr