La Página de Bedri
LLibreta_de_apuntes_texto.gif (3261 bytes)

 

Pagina_inicial_texto.gif (1150 bytes) LLibreta_de_apuntes_texto.gif (3261 bytes) Mapa_del_web_texto.gif (1230 bytes)

 

PORCELANA

 

¿QUÉ ES LA PORCELANA?

La porcelana es un producto cerámico tradicionalmente blanco, compacto, duro que no lo raya el acero y translúcido. Desarrollado por los chinos en el siglo VII u VIII e históricamente muy apreciado en occidente, pasando un largo tiempo antes de que su modo de elaboración fuera reinventado en Europa.

La porcelana se obtiene a partir de una pasta muy elaborada compuesta por caolín, feldespato y cuarzo.

La tipología de la porcelana es muy amplia: porcelana de alto fuego, porcelana de huesos (bone china), porcelana técnica, porcelana eléctrica, porcelana de Paros etc.

Historia

El nombre de porcelana se debe a una confusión. La palabra porcelana es sinónimo de cau-co cuya concha es blanca y muy estimada y que en algunos lugares de Oriente se utilizaba como moneda. Cuando Marco Polo regresó de su viaje y escribió sus memorias, comentó sobre la belleza de la cerámica china y al mismo tiempo contó que sacaban muchas de estas conchas o porcelanas del mar. Como hasta el momento la fórmula seguía siendo un misterio, pensaron que tal vez esa cerámica estaba hecha con la concha nacarada del molusco llamado porcelana. Y con ese nombre se quedó.

Su origen está en China, en la época de la dinastía Shui (581-617) y tuvo gran impulso en los años siguientes, del 618 al 906, en la época T’Ang. La tradición cuenta que fue Marco Polo quien habló por primera vez sobre este tipo de cerámica, pero hasta mediados del siglo XIV no se dieron las primeras importaciones comerciales en Europa.

Desde su descubrimiento hubo muchos intentos por averiguar la fórmula de su fabricación. En los años siguientes se intentó imitarla con una falsa porcelana utilizando el vidrio lácteo. En tiempos de los Médicis, en el Renacimiento se consiguió una pasta artificial llamada frita, un compuesto elaborado con caolín y silicatos de cuarzo vidrioso, con un acabado que consistía en una cobertura de esmalte con mezcla de estaño, como en la cerámica mayólica. Es lo que se conoce como cerámica blanda o tierna que es blanca, compacta, ligera y traslúcida. En Inglaterra se llegó a alcanzar una gran calidad en este tipo de porcelana, esencialmente fina y ligera. La composición de esta cerámica es:

Caolín
Frita vidriosa
Polvo de alabastro y de mármol
Óxidos: de potasio, de aluminio y de magnesio
Esmalte de estaño (sólo en época de los Medici)

En 1708 y 1709 aparece la verdadera porcelana, conocida como porcelana dura. El alquimista (químico) alemán Friedrich Böttger en la corte de Dresde, bajo el gobierno de Augusto II, elector de Sajonia y rey de Polonia, consiguió una fórmula cuyo resultado se aproximaba mucho a la cerámica china. Extrajo una tierra fina y grisácea de las minas de Kolditz, el caolín. Utilizó también alabastro calcinado y feldespato. Con esta fórmula consiguió la porcelana pero el secreto de la elaboración no terminó ahí sino en la manera de llevar a cabo la cocción a una temperatura inusual de 1.300 a 1.400 grados y durante doce horas seguidas. Fue un éxito rotundo y en 1710 el propio Böttger fundó una fábrica en Meissen (Sajonia) que rodeó de gran misterio y secreto. Sólo algunos de los empleados conocían la fórmula y los métodos. Pero al cabo del tiempo algunos de esos técnicos se trasladaron a Viena, Venecia y Nápoles, donde fueron a su vez fundando otras fábricas de porcelana.

En Nápoles se fundó la fábrica de Capodimonte en la época en que Carlos de Borbón que, más tarde sería Carlos III de España, gobernaba el reino. Este rey, cuando llegó a España fundó una fábrica de porcelana al estilo de la que conoció en Nápoles, La Real Fábrica de porcelana del Buen Retiro. En Francia, en la ciudad de Sèvres, cerca de París, existía una fábrica de porcelana blanda que en 1760 pasó a llamarse Manufactura Real y en 1768 empezó a producirse la porcelana dura. En este mismo siglo el marqués de Sargadelos, natural del pueblo de Ferreira, en el concejo de Santa Eulalia de Oscos en Asturias, viajó hasta tierras de Lugo para crear una fábrica de porcelana que supuso el primer alto horno del sur de Europa. La fábrica subsiste en el siglo XXI y ha sido ampliada y remodelada con arreglo a las técnicas modernas. Esta fábrica fue destruida por las tropas inglesas en la guerra de 1808-1812 contra Napoleón. Fue una buena forma de deshacerse de la competencia y menos mal que eran aliados.

Tipos de porcelana

La porcelana se divide en tres grupos: natural, artificial y fosfárica o de hueso.

La natural, que también suele llamarse de pasta dura, está hecha de caolín y petuntse. El caolín no es fusible a ninguna temperatura, mientras que el petuntse, que contiene feldespato, silicato de alúmina y potasa a veces sosa, si es fusible. La fusión de éste produce una sustancia vítrea que mantiene el caolín compacto y hace a la porcelana dura, traslúcida y vidriosa. El lustre es la sustancia cristalina con la cual es bañada la pasta.

Esta se distingue por su blancura, dureza y completa vitrificación. Es tan dura que no puede ser rayada por el acero y los fluidos impregnantes ordinarios no la penetran.

La porcelana artificial o porcelana blanda, fue obtenida de varias combinaciones de arcilla blanca con un silicato fusionable, o bien mezcla de vidrio, arena o porcelana rota. Esta no es tan blanca, el acero la raya y absorbe rápidamente aquellos fluídos.

La fosfática o de hueso, es otro tipo de porcelana artificial, hecha a base de caolín, petuntse y una porción de huesos calcinados que contienen fosfato de calcio. Es menos blanca que la dura y más que la blanda, una especie de intermedia entre ambas.

Materias primas

Caolín
Cuarzo
Feldespato
Cuarzo y feldespato molidos, para la cubierta
Óxidos metálicos para la pintura
Oro de amalgama en el caso en que se quiera dorar algunas partes

Caolín: El caolín es una arcilla primaria procedente de la descomposición de rocas feldespáticas, el mayor porcentaje de su composición corresponde a la caolinita que es un silicato de alúmina hidratado, formado por una molécula de alúmina, dos de sílice y dos de agua.

Tras la cocción es el caolín lo que da a la porcelana su coloración blanca y es lo que mantiene la rigidez y estabilidad en la pasta a alta temperatura.

Feldespato: Los feldespatos constituyen el 60% de las rocas ígneas, son silicoaluminatos de sodio (Albita), potasio (Ortioso) y calcio (Anortita).

Representan la parte más importante de los fundentes utilizados en las pastas y derivados cerámicos.

El punto de fusión de los feldespatos está entre los 1.110 y 1.530 ºC. La presencia de Alcalis da a los feldespatos un punto de fusión relativamente bajo, por lo que en la mezcla normal de arcilla, cuarzo y feldespato, este se reblandece y funde formando un líquido viscoso mientras que la arcilla y el cuarzo permanecen como partículas sólidas. El feldespato fundido "moja" gradualmente estas partículas distribuyéndose a través de las masa y manteniéndolas unidas gracias a su tensión superficial, gradualmente las disuelve en parte y reacciona químicamente, con lo cual las cualidades del producto resultante difieren del de las materias primas que lo forman.

Cuarzo: El cuarzo el un mineral de estructura compacta, durísimo y rígido, debido a la fuerza de sus enlaces su punto de fusión es muy elevado, en la pasta de porcelana es el cuarzo el que evita que las piezas se contraigan o deformen. Por lo tanto, podemos afirmar que el comportamiento del sílice y en consecuencia del cuarzo en la cocción, está caracterizado por sus transformaciones y procesos de disolución con los otros componentes de la pasta.

Fabricación

Se fabrica en cuatro etapas:

1.-Se mezcla y amasa la pasta diluida en agua, cuyo principal componente es el caolín.
2.- Se moldean las piezas.
3.- Se cuece en horno a temperaturas que van desde 1000ºC a 1800ºC.
4.- Se decoran con esmaltes y vuelven a hornearse.

Cuando se mezclan con agua todos los componentes se forma una pasta de características plásticas que puede ser trabajada para dar una determinada forma en tornos e incluso moldes.

Cuidadosamente, lavado y purificado, el caolín se moldea en un torno especial o en moldes antes de someterlo a una primera cochura. Luego se le aplica un esmalte particular y finalmente sufre la verdadera cochura, en hornos capaces de producir una temperatura muy elevada.

La conjunción de las tres materias primas descritas y los correspondientes procesos intermedios de molienda, tamizado, mezcla y amasado, formarán la base de la porcelana que tras su moldeado o prensado en platos, tazas, fuentes y demás piezas, pasarán por primera vez a un horno donde a una temperatura de 950/1000 ºC durante 20 horas, perderán el agua de su composición, quemarán las sustancias orgánicas y resto de carbón que puedan contener y el caolín se transformará en metacaolín, la materia dejará de ser plástica pasando a ser indeformable quedando con una porosidad del 25 % idónea para el proceso de aplicación del vidriado.

El proceso de cocción se realiza en dos etapas:

1.- la obtención del bizcocho (850-900ºC)

2.- el vidriado a temperaturas que varían según el producto entre 1175 y 1450ºC.

La porcelana se suele decorar en una tercera cocción (tercer fuego) con pigmentos que se obtienen a partir de óxidos metálicos calcinados.

Genéricamente el proceso de vidriado consiste en cubrir los productos cerámicos y en particular a los materiales feldespáticos como la porcelana, con una película vítrea. En la constitución de los vidriados volvemos a encontrarnos con gran parte de las mismas materias primas utilizadas en la composición de la pasta base si bien en distintas proporciones. En la pasta de vidriado se incluyen carbonato cálcico y carbonato magnésico que facilitan la fusión de los vidriados, consiguiendo que la cubierta aplicada a la pasta base alcance el punto de fusión a la misma temperatura, por lo que la fusión perfecta de ambas hace que su delimitación resulte difícil de apreciar a simple vista.

Pintado de la porcelana

Como último paso en el proceso de fabricación de la porcelana podemos mencionar el decorado de las piezas, este se suele realizar mediante fileteado manual o mediante calcomanía cerámica.

El proceso de fileteado consiste en pintar sobre las diferentes partes de las piezas unas líneas, concéntricas o no y de más o menos ancho. El especialista en fileteado trabaja a mano con unos útiles muy sencillos, utilizando colores cerámicos compuestos por óxidos metálicos que actúan como colorantes y fundentes. Se usan colores sobre o bajo barniz, suspensiones de oro brillante, mate, plata, lustres, etc. solo un pulso firme y una gran experiencia permiten al fileteador realizar un trabajo limpio, continuado y perfecto.

La decoración mediante calcomanía cerámica el probablemente el sistema mas corriente pero de mejores resultados de decorar porcelana, el proceso de fabricación y utilización de calcomanías es complejo y caro pero compensa por la calidad y limpieza de los motivos decorativos que pueden obtenerse. Las calcas consisten en diversas capas de óxidos metálicos cubiertos por una capa final de colodión, extendidos sobre una hoja de papel. No describiremos el sistema de colocación de las calcas por considerarlo suficientemente conocido.

En cualquier caso y tanto para los decorados en filo cono para los de calca, la pieza con el mismo ha de volver al horno para que a 900/1.400 ºC los colores cobren toda su viveza y los distintos óxidos utilizados se integren en la capa de vidriado consiguiendo con ello una porcelana bella, resistente y útil.

Existen varios métodos para pintar la cerámica:

A.- Pintar directamente sobre el esmalte una vez cocida la pieza. Esta técnica recibe el nombre de lacado o esmaltado en frío. Es un proceso algo basto para adornar la porcelana y además cualquier pintura aplicada en frío sobre un esmalte agarra muy mal y desaparece fácilmente con el uso.

B.- Esmaltado en caliente: El esmaltado en caliente de cualquier cerámica sea loza o porcelana supone someter a calor la decoración en color. Los colores, hechos con diversos pigmentos de óxidos metálicos mezclados con vidrio, se aplican a la base vidriada una vez que se ha sometido a la cocción principal a alta temperatura, y entonces se cuece por segunda vez a una temperatura baja que permite a los óxidos transmutarse en sus varios matices y mezclarse lo suficiente como para adherirse al barniz transparente que tiene debajo.

C.- Otra forma es decorar la porcelana es pintado por debajo del vidirado. La decoración se pinta sobre la base de porcelana mientras se encuentra como "bizcocho" seco para luego vidriar el objeto y cocerlo de la manera más habitual. La decoración bajo vidirado es el sistema más resistente de adornar la porcelana, todas las imágenes y motivos pintados están protegidos y a salvo bajo una capa de vidriado que así forma una ventana (protectora) para observar los exquisitos diseños que se encuentran bajo ella.

Pero esta técnica está plagada de dificultades. El color utilizado tiene que ser increíblemente resistente a la temperatura porque quedará expuesto desde un principio a toda la potencia de las llamas del horno.

Aplicaciones

Debido a las nobles propiedades de la porcelana tales como la dureza, la durabilidad, la blancura, su alta resistencia al paso de la electricidad, y su alta elasticidad, es que hoy en día es usada en vajillas, artículos de cocina, azulejos, baldosas, y objetos de arte. También es usada como aislante eléctrico, los dentistas la utilizan con el propósito de hacer dientes postizos y coronas y se utiliza en sustitución de piezas óseas que vayan a estar sometidas rozamiento.

Las porcelanas se emplean para la fabricación de vajillas, de todo tipo, algunas como las de China, Japón, Sevres, Limoges, que alcanzan un gran valor.

DOCUMENTACIÓN

 

 

¿Has encontrado lo que buscabas?

 

 

Nos gustaría poder contar con tu colaboración y que te pusieras en contacto con nosotros para hacernos llegar tus ideas y tus propuestas sobre esta página. También nos gustaría que colaboraras con nosotros, es gratis y sin compromiso. Si deseas hacerlo, puedes ponerte en contacto con nosotros mandando un correo e-mail, utilizando para ello la dirección que ves debajo.

Antes de nada, queremos hacer constar, de forma especial, que no somos una consultora ni tampoco tenemos la capacidad para responder a todas las preguntas porque a lo mejor, no podemos dar todas las respuestas.

Esta dirección no se puede copiar con las herramientas habituales porque se trata de una imagen. Para enviar el correo debéis copiar manualmente la dirección en la caja de direcciones de vuestro programa de correo electrónico.

Si lo que deseas es hacer alguna consulta de tipo académico o profesional, puedes intentarlo  a través del nuevo foro, seguro que alguien tiene una buena solución.

Te esperamos.

 

Vuelve pronto, te esperamos