La Página de Bedri
·-Libreta de apuntes-·
Saponinas
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué son las saponinas?

Las saponinas son glucósidos de esteroides o de triterpenoides, llamadas así por sus propiedades como las del jabón: cada molécula está constituida por un elemento soluble en lípidos (el esteroide o el triterpenoide) y un elemento soluble en agua (el azúcar), y forman una espuma cuando son agitadas en agua.

Son compuestos naturales caracterizados desde el punto de vista estructural por presentar enlaces glicosídos y/o ester entre unagenina poco polar y restos glucídicos.

Desde el punto de vista biológico, su efecto puede ser muy diverso. Pueden tener efectos perjudiciales, actuando como antinutrientes, o incluso directamente como tóxicos. Su capacidad tensioactiva hace que alteren las membranas celulares. En el tubo digestivo prácticamente no se absorben, por lo que su efecto se produciría solamente a nivel local, al alterar las membranas, y posiblemente al aumentar su permeabilidad. Algunas saponinas pueden tener efectos beneficiosos, al tener actividad antiviral o antiinflamatoria.

Desde el punto de vista de su actividad se caracterizan por formar espuma en soluciones acuosas y por bemolizar los glóbulos rojos.

Dentro de ellas las más abundantes son las saponinas triterpénicas. Se encuentran principalmente en las legumbres, encontrándose las mayores concentraciones en las habas de la soja y el cacahuete. Entre las plantas ricas en saponinas tenemos: la hiedra (Hedera helix), el rusco (Ruscus aculeatus), el espárrago (Asparagus officinalis), la zarzaparrilla (Smilax aspera), la anagálide (Anagallis arvensis), la alfalfa (Medicago sativa), etc. Otras saponinas, como las de la quilaya se utilizan actualmente de forma muy ocasional como emulsionantes para uso alimentario.

La quinoa Chenopodium quinoa es un vegetal nativo de los Andes, no propiamente un cereal, sino una dicotiledónea, utilizado tradicionalmente como alimento, dada su capacidad para crecer en tierras pobres y a gran altitud y su elevado valor nutritivo, por su gran contenido en almidón y la buena calidad de sus proteínas, mejor que la de casi cualquier otro vegetal. En Bolivia se hizo legalmente obligatorio en 1980 añadir al menos un 55 % de harina de quinoa a muchos derivados de cereales obtenidos industrialmente.

La quinoa contiene alrededor del 1 % de saponinas, situadas en la zona más externa de la semilla, que tienen sabor amargo y efectos antinutritivos. Pueden eliminarse en gran parte por abrasión, aunque recientemente se han desarrollado variedades con contenidos bajos. Las principales saponinas de la quinoa son glucósidos derivados del ácido oleanólico, de la hederagenina y del ácido fitotolacagénico, y producen espumas estables incluso a concentraciones del 0,1%, por lo que se han utilizado en algunos países para elaboración de jabones líquidos o incluso en bebidas.

Usos

Antes de que el hombre creara la gran industria del jabón se usaban jabones naturales llamados saponinas, nombre derivado del latín sapo, jabón. Muchas raíces y follaje de plantas tienen la propiedad de hacer espuma con el agua, por lo que se han utilizado desde la Antigüedad para lavar ropa. Aun en la actualidad en muchas comunidades rurales se emplean plantas que contienen saponinas para lavar ya que es un detergente neutro perfectamente degradable.

Las saponinas se han usado también como veneno de peces, macerando en agua un poco del órgano vegetal que lo contiene, con la ventaja de que los peces muertos por este procedimiento no son tóxicos.

Las saponinas producen hemolisis a grandes diluciones y están constituidas por grandes moléculas orgánicas, como esteroides o triterpenos, unidas a una o varias azúcares, por lo que contienen los elementos necesarios para emulsionar la grasa: una parte lipofílica, que es el esteroide o triterpeno, por medio del cual se unirá a la grasa, y una parte hidrofílica, que es el azúcar, por medio de la cual se unirá al agua.

Entre las saponinas de naturaleza esteroidal son muy importantes los glucósidos cardiacos, obtenidos de la semilla de la dedalera o Digitalis purpúrea. El extracto obtenido de estas semillas, que contienen una mezcla de saponinas, es muy útil en el tratamiento de enfermedades del corazón. Sin embargo, un exceso de estas sustancias es peligroso y puede causar incluso la muerte. Debido a esto, las infusiones de dedalera se utilizaron en la Edad Media en los juicios de Dios.

Los glucósidos cardiacos se encuentran no sólo en la dedalera, sino que hay otras plantas que también las contienen, tales como las distintas especies de la familia Asclepidacea. Esta familia de plantas es rica en ellos, y su principal característica es la producción de un jugo lechoso cuando se le cortan hojas o tallos. Ha adquirido notoriedad por ser las plantas que alimentan a la mariposa monarca en su estado larvario. De esta planta las mariposas toman los glucósidos cardiacos que la volverán tóxica y por consiguiente desaniman a las aves a que las consuman como alimento.

Entre las asclepidáceas que han interesado a los investigadores se encuentra la Calotropis procera que crece en Asia y en África. Es una planta venenosa que ha sido utilizada para la medicina popular y como veneno de flechas, es decir, los nativos usan el látex venenoso de la planta para impregnar los dardos. Así, en la práctica de la cacería, los animales, aunque sean heridos muy levemente, mueren. La carne no representa ningún problema, ya que la sustancia se descompone durante el cocinado, y si algo llega al estómago, el ácido clorhídrico del jugo gástrico se encargará de hidrolizarlo quitándole su toxicidad. Las sustancias que contiene esta planta son una serie de lactonas, entre las que se han podido caracterizar las llamadas calactina, calotropina y las sustancias que contienen nitrógeno y azufre en su molécula, como la voluscharina y la uscharina.

Características

Propiedades: Las saponinas son sólidos, solubles en alcohol y agua (la solubilidad en agua aumenta al aumentar el número de restos de azúcar), insoluble en disolventes orgánicos. Las agliconas o sapogeninas son insolubles en agua y solubles en disolventes apolares.

Reconocimiento: Para ello se basa en sus propiedades de formar espuma hemolítica. La aparición de espuma persistente al agitar o concentrar un extracto puede ser indicativo de la presencia de saponinas. Pero es preciso combinar los dos ensayos ya que los bisdesmosidos no tienen acción hemolítica y algunas saponinas presentan actividad hemolítica a diluciones mayores que presentan la capacidad de formar espumas.

Ensayos: cromatografía en capa delgada, como normalmente son mezclas de saponinas se hace hidrólisis previa e identificación de las sapogeninas producidas. Como reactivo se pueden emplear mezclas de aldehídos y ácidos.

Propiedades

Las saponinas que se obtienen del Aloe Vera son eficaces en caso de infección por bacterias, virus y hongos.

La propiedad más importante del Aloe Vera en la piel en relación con la desobstrucción de los poros son las propiedades saponificadoras de la combinación aminoácidos/polisacáridos, que transforman los depósitos grasos que obstruyen los poros en sustancias jabonosas de fácil eliminación con el aseo cotidiano. Una de las sustancias más activas del Aloe en la saponificación es el ácido urónico, que reacciona con las sustancias grasas transformándolas en sustancias fácilmente solubles en agua.

Estudios recientes sugieren que las saponinas poseen capacidad para reducir el colesterol, propiedades anticancerígenas e inmunoestimuladoras. Las propiedades anticancerígenas de las saponinas parecen deberse al resultado de sus efectos antioxidantes, inmunomoduladores y reguladores de la proliferación celular.

Tienen acción irritante sobre las células a nivel del parénquima pulmonar se traduce en acción expectorante, sobre las células renales acción diurética y sobre los glóbulos rojos acción hemolítica. Como norma general las acciones de las drogas con saponinas: expectorante, diurética, depurativa, tónico venoso, disminuye el colesterol. Las saponinas esteroídicas sirven como materia prima en la hemisíntesis de hormonas sexuales y corticales. Aunque se absorben mal en el tracto digestivo, favorecen la absorción de otros compuestos: cardiotónicos.

Toxicidad

Las saponinas son tóxicas, se cree que su toxicidad proviene de su habilidad para formar complejos con esteroles: Las saponinas podrían interferir en la asimilación de esteroles por el sistema digestivo, o romper las membranas de las células luego de ser absorbidas hacia la corriente sanguínea.

Disminuyen la capacidad de absorción de los alimentos en el tubo digestivo, por lo que se han utilizado en regímenes de adelgazamiento y para eliminar las mucosidades bronquiales.

Cuando se ingieren en cantidades superiores a las permitidas, resultan tóxicas produciendo daños en las mucosas digestivas que se manifiestan en vómitos, dolor de estómago, hemorragias, mareo, úlceras, etc. Una vez han pasado a la sangre, pueden producir daños en los riñones e hígado y afectar al sistema nervioso pudiendo producir parada cardiorespiratoria.

Las saponinas son muy tóxicas para los peces, y en algunos lugares se han utilizado como método de pesca, envenenando a los peces con ellas.


Documentación

http://www.aloe-vera.es
http://www.casapia.com
http://www.elergonomista.com
http://mail.fq.edu.uy
http://milksci.unizar.es
http://es.wikipedia.org/