La Página de Bedri
·-Libreta de apuntes-·
Coco
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué es el coco?

El coco es el fruto en drupa de la fruta del cocotero (Cocos nucifera), abundante en el Caribe e islas. Es la semilla más grande que existe después del coco doble (Lodoicea maldivica).

El cocotero es una sola especie con múltiples variedades, que básicamente se diferencia del color del fruto (amarillo o verde), las plantas solo presentan diferencias en el tallo. Poseen en cambio todas el sabor de fruto, cuya característica es que es agradable, dulce, carnoso y jugoso.

El coco es un fruto seco que posee un mesocarpio de color verde muy fibroso, parecido al que posee la nuez o las almendras y que no se consume. La parte comestible de este fruto es la pulpa de su semilla. La semilla de coco maduro acumula en su interior una pulpa (endospermo) aceitosa y aromática, de color blanco, que se consume sólida y se conoce como "coco".

El fruto presenta una fibrosa y dura cáscara externa, a su vez dentro posee otra cáscara aun más dura que concentra la pulpa y el agua, ambos consumibles. Con ellos se hacen aceite, o como néctar, así como en postres de diferentes gastronomías. Su importancia económica ha hecho que se empiece a cultivar en las playas tropicales, su lugar idóneo, la planta no aguanta el frío ni heladas, las grandes alturas y la lejanía del mar.

Cuando la pulpa de los cocos frescos se tritura, se consigue un líquido espeso y graso llamado leche de coco, jugo de coco o Santan.

El empleo de esta fruta está muy difundido en la parte meridional de la India donde forma parte esencial de la composición de sus platos.

Origen

El lugar de origen del coco es un tema discutido, mientras muchos consideran que proviene de Asia del Sur, concretamente del delta del Ganges, algunos dicen que proviene del noroeste de América del Sur. Registros fósiles de Nueva Zelanda indican que plantas similares más pequeñas crecieron allí al menos hace 15 millones de años. También existen fósiles más antiguos descubiertos en Kerala, Rajastán, Thennai en Tamil Nadu a orillas del Palar, Then-pennai, Thamirabharani, Río Kaveri y laderas en la frontera de Kerala, Konaseema-Andharapradesh, Maharashtra (todo ello en la India) aunque los más antiguos conocidos provienen de Khulna, en Bangladesh.

Los cocos son mencionados en el poema Mahawamsa de Sri Lanka del siglo II al I a. C. El posterior Culawamasa dice que el rey Aggabodhi I (575–608) plantó un jardín de cocoteros de 3 yojanas de largo, probablemente la primera plantación de cocos registrada.

Variedades

Propio de las islas de clima tropical y subtropical del océano Pacífico, su cultivo se ha extendido por Centroamérica, el Caribe y África tropical. Los tipos de cocoteros se clasifican en gigantes, enanos e híbridos y, dentro de cada grupo, existe un gran número de variedades.

Gigantes: se emplean para la producción de aceite y los frutos para consumo fresco. Su contenido de agua es elevado y su sabor poco dulce. Entre sus ventajas destacan el tamaño del fruto y el contenido elevado de copra. Las variedades gigantes más cultivadas son: Gigante de Malasia (GML), Gigante de Renell (GRL) de Tahití, Gigante del Oeste Africano (GOA) de Costa de Marfil, Alto de Jamaica, Alto de Panamá, Indio de Ceilán, Java Alta, Laguna, Alto de Sudán, etc.

Enanos: las variedades más cultivadas son Amarillo de Malasia (AAM), Verde de Brasil (AVEB) de Río Grande del Norte, Naranja Enana de la India. Debido al buen sabor del agua y el pequeño tamaño de estos cocos, se emplean fundamentalmente para la producción de bebidas envasadas. La copra es de mala calidad.

Híbridos: producto del cruce entre las anteriores variedades. Son frutos de tamaño mediano o grande, buen sabor y buen rendimiento de copra. El híbrido más cultivado es MAPAN VIC 14; un cruce entre Enano de Malasia y Alto de Panamá y Colombia, específicamente Sabaneta.

Cosecha

La cosecha del coco varía según el tipo de producción, sobre todo de febrero a julio. Si se comercializa como fruta fresca o se destina a la industria con fines de envasar agua, la cosecha se efectúa cuando el coco tiene entre 5 y 6 meses. En esta época el contenido de azúcar y agua es muy elevado y el sabor es más intenso. De todas formas, es coco seco o coco maduro tiene una capacidad de gran duración mayor sin necesidad de ningún tipo de refrigeración, a diferencia de los cocos frescos, que duran varios días (o un mes), antes de madurarse (o hacerse secos).

Si se destina a la producción de coco rallado, deshidratado o copra para la extracción de aceite, la cosecha se realiza cuando los cocos caen al suelo o cuando uno de los cocos de un racimo está secos. El coco rallado es utilizado como cobertor o ingrediente para pasteles o tortas. Estos cocos secos permanecen en la planta durante 12 meses.

Adquisición

Debe ser característicamente aromático como el melón, aunque menos fuerte que éste. Si no se escucha el típico chapoteo del agua en su interior al agitarlo, es porque el coco está más que seco, pasado de maduro o seco, poco útil, sólo quizás como semilla de cocotero. En estas condiciones la pulpa suele estar rancia. El coco se conserva durante dos meses. Después de abierto, se ha de consumir en el mismo día o guardarse en un recipiente tapado con agua, durante no más de cinco días. El coco rallado se conserva dos días en una bolsa de plástico cerrada.

Consumo

El coco se vende pelado en los mercados. Puede verificar que contiene agua agitándolo. Para extraer el agua localice los tres "ojos" que se hacen para facilitar el consumo; el más grande es suave y fácil de perforar con la punta de un cuchillo o cualquier objeto puntiagudo, no se requiere mucho filo. Encaje la punta y gire, tenga cuidado de sujetar bien el coco y no hacer movimientos bruscos, no se requiere fuerza. Evite accidentes: Nunca ponga sus manos o su cuerpo en la trayectoria que pueda seguir un cuchillo o cualquier otro objeto punzo-cortante. Vaciar el agua en un recipiente, es potable y muy sabrosa. Para sacar la pulpa un método sencillo es envolver el coco en un trapo de cocina o en una servilleta de tela más o menos gruesa, de tal forma que se pueda arrojar contra el suelo sin que los fragmentos se dispersen. Si el coco es muy tierno, algunas personas recomiendan meterlo al horno por unos 15 minutos a 200º C, hasta que se escuche un ruido, como un método para que se desprenda con facilidad la pulpa.

Si no está muy seco el coco, la piel marrón que recubre la pulpa es suave y se puede comer.

El coco contiene grasa que resulta algo indigesta si se abusa, tanto de la pulpa, la leche y agua del coco.

Pulpa madura

Se puede consumir cruda, entera o rallada; o bien asada, formando parte de diversas preparaciones culinarias.

Pulpa gelatinosa: se obtiene de los cocos aún verdes. Se come con una cuchara, una vez abierto el coco. Contiene los mismos nutrientes que el coco maduro pero en menor concentración.

Agua de coco

El agua de coco es el líquido que se halla en el interior de la pulpa; cuanto menos maduro esté el fruto más abundante será y también más rico en nutrientes.

El agua de coco  posee un sabor más peculiar y único que la leche de coco.

A menudo el agua de coco se suele confundir con la leche de coco o Santan. La diferencia entre ambos líquidos recae en que la leche de coco se extrae de los cocos maduros, mientras que el agua de coco, proviene de cocos inmaduros.

Los cocos inmaduros de los que se extrae esta bebida todavía no han acumulado grasas y poseen bajo contenido en azúcares.

Se considera una bebida isotónica natural, siendo muy apreciada en los países tropicales donde se toma extrayéndolo directamente del fruto.

El agua de coco es rica en potasio, por lo que ayuda a reponer líquidos de forma natural.

(Ver más del agua de coco)

Copra

La copra es la pulpa seca del coco. El nombre deriva de una palabra en malayalam, koppara que significa coco seco.

La grasa de copra contiene un 65% de aceite. Por saponificación e hidrogenación se obtiene manteca y aceite de coco (grasas hidrogenadas y saturadas).

Generalmente, la copra de coco se comercializa en ralladura para decorar productos de pastelería o en trocitos como snack saludable. Puede ser desecada, azucarada y/o tostada.

(Ver más de la copra)

Leche de coco

La leche se obtiene exprimiendo la pulpa del coco una vez triturada. Se le puede agregar agua o leche y se toma como refresco o se añade a batidos de frutas u otros platos. El coco constituye un ingrediente básico en la cocina exótica y en el curry asiático, suaviza el sabor de las guindillas.

(Ver más de la leche de coco)

Aceite de coco

El aceite de coco es un aceite vegetal conocido también como mantequilla de coco es una substancia grasa que se obtiene mediante prensado de la pulpa o la carne de los cocos (Cocos nucifera) .

El aceite de coco se extrae rallando la copra e hirviéndola después en agua. La copra fue desarrollada como un producto comercial por mercaderes de los mares del sur y del sur de Asia a mediados del siglo XIX.

Se emplea mucho en la industria de la cosmética así como  también en las gastronomías de algunos países asiáticos.

Se utiliza en la elaboración de algunos productos de repostería industrial envasada y snacks por su bajo coste y buen resultado .

(Ver más del aceite de coco)

Manteca de coco

Muy apreciado en las cocinas orientales, se conoce también como santen o santan.

Tuba

La tuba es una bebida exótica y es típica de las regiones tropicales. Proveniente de la palma de coco y se obtiene al cortar completamente el racimo de cocos justo antes de que las flores abran. El líquido gotea en recipientes que se dejan durante días y se recoge lo acumulado cada mañana.

Valor nutricional

 

     
  Pulpa de
 coco
Agua de
 coco
Leche
 de coco
Copra
de coco
  100 g 100 ml 100 ml 100 g
Agua( g.) 46,99 94,99 67,62 3
Energia (kcal) 351 20 230 660
Proteína (g) 3.20 0.1 2,29 6,88
Carbohidratos (g) 3.7 5.5 5,54 24,41
Grasas (g) 36 0.05 23,84 64,53
Ácidos grasos saturados (g) 27.84 21,14 57,22
Ácidos grasos monoinsaturados (g) 2.14 1,04 2,75
Ácidos grasos poliinsaturados (g) 0.55 0,26 0,70
Fibra (g) 13.60 1,1 2,2 16,30

Vitamina E (mg)

0.70 --- --- ---

Vitamina C (mg)

2.00 2,4 2,8 1,5

Vitamina B1 (Tiamina) (mg)

0.003 0,03 0,03 0,06

Vitamina B2 (Riboflavina) (mg)

0.02 0,06 --- 0,10

Niacina (mg)

0.30 0,08 0,76 0,60

Vitamina B-5 (mg)

0,30 0,04 0,03 0,80

Vitamina B-6 (mg)

0,05 0,03 0,18 0,30

Ácido fólico (mg)

26.00 3 16 9

Calcio (mg)

13 5 16 26

Cloro (mg)

--- 20 ---- ----

Cobre (mg.)

0,44 0,04 0,27 0,78

Fósforo (mg)

94 0.4 100 206
Hierro (mg) 2.10 0,29 1,6 3,32

Magnesio (mg)

52 0.45 37 90
Manganeso (mg.) 1,50 0,14 0,92 2,75
Potasio (mg) 440 160 263 543
Selenio (mcg.) 10,1 1 6,2 18,50

Sodio (mg)

17 25 15 37
Zinc (mg.) 1,10 0,10 0,67 2,01

Valor nutricional

El coco es una semilla llena de minerales y oligoelementos muy importantes para el correcto funcionamiento del organismo. El consumo de coco es interesante en dietas remineralizantes como en dietas para deportistas, pues los minerales que contiene el coco son fundamentales para reponer las pérdidas de electrolitos por sudor. Además es un fruto seco que aporta proteínas y energía proveniente de las grasas. También es un fruto adecuado de introducir en toda dieta equilibrada como suplemento de minerales antioxidantes. 

La composición del coco varía a medida que éste madura. La grasa constituye el principal componente tras el agua y es rica en ácidos grasos saturados (88,6% del total), por lo que su valor calórico es el más alto de todas las frutas. Aporta una baja cantidad de hidratos de carbono y menor aún de proteínas. Así mismo, el coco es rico en sales minerales que participan en la mineralización de los huesos (magnesio, fósforo, calcio) y en potasio.

En cuanto a otros nutrientes, destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal y contribuye a reducir el riesgo de ciertas alteraciones y enfermedades. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. El fósforo participa en el metabolismo energético. El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. Destaca además su contenido de vitamina E, de acción antioxidante y de ciertas vitaminas hidrosolubles del grupo B, necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

El coco es un fruto muy aromático y de sabor intenso y agradable. Teniendo en cuenta sus propiedades nutritivas, su consumo ocasional y en cantidades moderadas, se considera adecuado para todos los segmentos de la población sana: niños, jóvenes, adultos, deportistas, mujeres embarazadas, madres lactantes y personas mayores.

El coco es una fruta que enriquece nuestra alimentación en sustancias nutritivas, sabores, aromas y en gran cantidad de platos de nuestra gastronomía.

La fibra del mismo al ser soluble, previene o mejora el estreñimiento, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia (niveles de azúcar en la sangre) en la persona que tiene diabetes. Por su alto valor energético, deben moderar su consumo las personas que tienen exceso de peso y por su elevado aporte de potasio, no se aconseja a quienes tienen insuficiencia renal y requieren de una dieta controlada en dicho mineral. Sin embargo, quienes toman diuréticos y las personas con bulimia se beneficiarán de su consumo, ya que en el coco abunda dicho mineral.

Agua: la pulpa de coco contiene un 45% de agua. Este porcentaje en frutos carnosos es mayor, cercano al 90%, porque el coco es un fruto seco del que consumimos su almendra, y por ello es menos jugoso.

Calorías: 100g. de coco aportan 354kcal. Es un fruto muy energético debido a su contenido en grasas y carbohidratos, aunque también es rico en nutrientes esenciales importantes, como minerales y oligoelementos.

Carbohidratos: el contenido en carbohidratos de la semilla de coco es de 15g. por cada 100g. de coco. Entre sus carbohidratos se encuentran los carbohidratos complejos de lenta absorción: pentosanas y galactomanano; y azúcares de rápida absorción como la fructosa, glucosa, galactosa, manano, sacarosa, rafinosa y L-ramnosa. Debido a que aporta azúcares rápidos y lentos de absorber, es un fruto indicado para deportistas y también personas con Diabetes, quienes deben tener en cuenta el bajo índice glucémico del coco comparado con otros frutos, que es de 45.

Proteínas: el coco aporta aproximadamente 6 g. de proteínas por ración (200g.). Es una cantidad baja, pero muy superior a la que nos aportan otros frutos carnosos.

Grasas: las grasas son el principal componente energético del coco, igual que sucede con otros frutos secos. Además, el coco es uno de los vegetales con mayor contenido en grasas saturadas. Ello es importante porque, aunque es una fuente de energía excelente, consumido en exceso, el coco puede aumentar los niveles de lípidos en sangre.

Fibra: el coco es un fruto muy rico en fibra, pues en una ración de 100g. aporta 9 de los 35g. diarios recomendados en la dieta de un adulto.

Vitaminas: destaca el aporte de vitaminas del grupo B, importantes para obtener energía en el organismo. Aunque algunas publicaciones lo indican, el coco n o contiene vitamina B12, pues ésta es exclusiva de los alimentos animales, como los lácteos, la carne y el huevo.

Minerales: el coco contiene muchos minerales y oligoelementos (minerales que se encuentran en el cuerpo en menor cantidad). Entre sus minerales destacables se encuentra el potasio, con efecto diurético; el fósforo, mineral energético; el selenio, potente antioxidante y el cromo, que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.

Aplicaciones

Industria: la copra se usa como materia prima para la extracción de aceite de uso alimenticio y en productos de higiene corporal y cosmética. El hueso que cubre la copra se emplea para producir carbón y carbón activado o como combustible para calderas.

Ganadería: la harina de coco es un subproducto de la extracción del aceite y se usa como alimento para el ganado. Las hojas se emplean como forraje para el ganado vacuno en épocas de escasez.

Agricultura: el polvo de la estopa se usa en suelos arenosos ya que mejora la retención de agua y la textura del suelo. Además, los productos residuales de la extracción del aceite se utilizan para preparar abonos orgánicos. La fibra de coco puede usarse como sustrato hortícola alternativo en el cultivo sin suelo.

Construcción: la madera se emplea para la fabricación de casas, puentes y granjas y las palmas, en techos. Con la corteza también se elaboran muebles.

Artesanía: las palmas se usan para hacer canastas, sombreros, alfombras, etc. La concha se emplea para fabricar botones, cucharas, adornos, etc. La fibra, resistente al agua de mar, se utiliza para cables y aparejos de naves, hacer mantas, alfombras, y bolsos o incluso escobas y cepillos.

Medicina: por su potencial acción antiséptica y diurética, en muchos países tropicales se emplea como remedio popular contra el asma, la bronquitis, contusiones, quemaduras, estreñimiento, disentería, tos, fiebre, gripe, etc.

Ecología: la presencia de estos árboles contribuye a la regulación del microclima y a la protección de los suelos.

Jardinería: en las calles o como plantas de interior.


Documentación

http://www.botanical-online.com
http://www.canalnutricion.com
http://www.hipernatural.com
http://es.wikipedia.org/