La Página de Bedri
·-Libreta de apuntes-·
Catequinasl
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué son las catequinas?

Son Antioxidantes flavonoides, presentes sobre todo en Plantas leñosas en forma de (+)-catequina o (-)-epicatequina. Además se trata de antioxidantes presentes en el y el vino, entre otros productos.

Las catequinas más interesantes son la epicatequina, la epicatequina galata, la epigalocatequina y la epigalocatequina galata que aparecen en las hojas del té verde de manera que hasta un 30 % del te verde seco corresponde a estos componentes. De todas ellas la epigalocatequina galata es la que parece poseer un poder antioxidante mayor.

Propiedades de las catequinas

Las catequinas son flavonoides que parecen tener una actividad anticancerígena reconocida, aunque sus propiedades son mucho más amplias. Entre estas podríamos mencionar sus propiedades antiartríticas, antiinflamatorias, antiulcéricas, antiagregantes, inmunoestimulantes o hepatoprotectivas.

Las infusiones de esta planta se utilizan como remedio para tratar muchas enfermedades relacionadas con sus propiedades: la arteriosclerosis,el colesterol y las enfermedades coronarias ya que su capacidad para impedir los trombos en los vasos sanguíneos disminuye las probabilidades de accidentes cardiovasculares.

Su influencia en la disminución de los cánceres parece ser evidente en países como la China, donde esta bebida se toma habitualmente. Por ejemplo, China presenta los índices de cáncer de próstata menores del mundo, sin embargo, el cáncer de garganta y de pulmón alcanza cifras muy altas. Algunos estudios sin contratar, insisten en que previene el desarrollo de células cancerosas en el estómago, pecho, páncreas, pulmones y colon.

ADVERTENCIA: Atención, si usted está enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.

Muy importante también es la capacidad de esta planta para detener la oxidación y, por tanto, el mal funcionamiento de ciertos órganos vitales, como el corazón, los pulmones, o los riñones y las células del organismo en general, por lo que constituye uno de los mejores antídotos contra el envejecimiento.

Dentro de sus propiedades antiinflamatorias, destaca la capacidad de este componente para mejorar las condiciones de ciertas enfermedades como la artritis.

Se ha relacionado el consumo del con las dietas de adelgazamiento por el papel de la cafeína como estimulante. Estudios recientes parecen concluir en que las catequinas tienen un efecto termógeno, es decir aumentan la temperatura corporal, con lo cual, al activar el metabolismo, contribuyen a que el sujeto pierda peso. Parece ser que las catequinas tendrían más papel como reguladoras del peso que la misma cafeína.

ADVERTENCIA: Atención, si usted está enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.

Las catequinas también podrían jugar un rol muy importante en la prevención de la enfermedad de Alzheimer.

Catequinas y vino

Diversos estudios científicos debidamente contrastados ha puesto de manifiesto que generalmente, el consumo moderado de bebidas alcohólicas protege contra las enfermedades cardiovasculares (ECV) en comparación a los sujetos abstemios y a los bebedores en exceso (Rimm et al., 1996). Los datos de los que actualmente se dispone permite afirmar que no todas las bebidas alcohólicas son iguales pero que el vino podría proporcionar una mayor protección específica frente a las ECV (Gronbaek et al., 1995; Renaud et al., 1999). Los polifenoles que contiene, variables en clase y cantidad según el tipo de vino considerado, son sustancias producidas por el metabolismo secundario de la vid. Su estudio suscita un interés creciente a causa de sus propiedades antioxidantes (potencialmente antiaterogénicas basándose en la teoría oxidativa de la aterosclerosis) y de sus efectos sobre la mediación celular (Léger et al., 2000a).

En el estudio de los efectos de los polifenoles del vino sobre la salud, se ha observado que el pico de catequina plasmática libre y glucuronidada después de una toma de vino tinto (300 mL dentro de una comida que aporte unas 500 Kcal, sin contar el alcohol) sería, en determinados sujetos, del orden de 0,1 µmol/L (valor máximo) (Léger et al., 2000a), y se ha demostrado que la capacidad antioxidante del plasma es máxima coincidiendo con el pico de catequina, es decir, 3-4 h después de la comida. La concentración de catequina en ayunas se encuentra bajo el límite actual de detección electroquímica, inferior a 0,02 µmol/L, y en lo referente a los ácidos gálico y cafeico, la concentración plasmática es inferior a 0,01 µmol/L. En las mismas condiciones, y con un sistema de detección por espectrometría de masas, se han descrito en ayunas valores de catequina libre, glucuronidada, metilada y sulfatada inferiores a 0,002 µmol/L, y valores comparables a los nuestros después de una toma de vino tinto (Donovan et al., 1999). O lo que e slo mismo, las catequinas aumentan después de una comida donde se hayan tomado dos copas de vino tinto.

Por otro lado, se ha ha demostrado mediante estudios científicos debidamente contrastado que se adsorben a la superficie de las lipoproteínas después de su paso a través de la pared intestinal, y que son, al menos en parte, transportados asociados a las LDL (Carbonneau et al., 1997; Carbonneau et al., 1998). Se cree que este hecho que podría tener consecuencias fisiológicas particulares en términos de transporte a los tejidos extrahepáticos.

Catequina es el compuesto fenólico monomérico más abundante en el vino tinto, 120-390 mg/L; en vino blanco varía entre 16-46 mg/L(Frankel,1995). Los niveles de epicatequina son menores que los de catequina, en vino tinto entre 25 y 162 mg/L, y en vino blanco entre 6 y 60 mg/L (Frankel,1995).

En el estudio de Frankel y col (1995) la actividad antioxidante relativa de los 20 vinos Californianos correlaciona con la concentración de catequina y epicatequina con un valor de r de 0,76 (p<0,001) y de 0,48 (p<0,02), respectivamente. La capacidad antioxidante medida como TEAC, actividad antioxidante equivalente Trolox es de 2,4 mmol/L para catequina y de 2,5 mmol/L para epicatequina (Rice-Evans, 1997).

La capacidad antioxidante de catequina se ha demostrado especialmente en estudios in vitro. Inhibe la oxidación de las LDL, siendo incluso más efectiva que la vitamina E (Frankel, 1993). Dímeros y trímeros de catequina, denominados procianidinas, aislados de pepa de uva, presentan un porcentaje relativo de inhibición de la oxidación de las LDL similar (80-85%), algo menor (51-68%) y menor (36,5%) que el monómero de catequina (83%) (Teissedre, 1997).

En cuanto a su metabolismo recientemente Donovan y col detectaron catequina y 3´-O-metilcatequina en el plasma de voluntarios que habían ingerido vino tinto. Alcanzado los metabolitos en conjunto una concentración plasmática de 100 nM después de una hora de la ingestión para luego disminuir (Donovan y col., 1999). La metilación de catequina y epicatequina también había sido observada con la ingestión de te verde (Piskula y Terao, 1998; Okushio y col., 1999a, 1999 b). Esta reacción sería catalizada por la catecol-O-metil transferasa localizada en hígado y riñón. En ratas, después de una dosis única de epicatequina, se ha encontrado epicatequina metilada y conjugada con ácido glucurónico y sulfato (Piskula y Terao, 1998).

  • Conclusión

Los estudios in vitro registrados en la literatura determinan la acción de compuestos fenólicos presentes en el vino, a concentraciones muy superiores a las que se encuentran en el plasma (véase, por ejemplo, Andriambeloson et al., 1997). Las menores concentraciones utilizadas in vitro son diez veces superiores a las concentraciones plasmáticas más elevadas, encontradas en condiciones posprandiales, y son al menos 500 veces superiores a las concentraciones plasmáticas en ayunas. Los resultados que hemos presentado sugieren claramente que las concentraciones plasmáticas de los compuestos fenólicos del vino no explican el efecto fisiológico de protección frente a la oxidación o la mediación celular de estas sustancias, probablemente con excepción del ácido gálico. Será necesario en el futuro conocer mejor los derivados metabólicos producidos a partir de las moléculas parentales presentes en el vino, ya que podría ser que estos derivados tuvieran efectos biológicos superiores a los de sus precursores. Esta hipótesis permitiría reconciliar los resultados de los estudios in vitro con los obtenidos in/ex vivo (consultar los resultados sobre la capacidad antioxidante del plasma y la literatura citada [Léger et al., 2000a]) que describen un efecto antioxidante plasmático real del vino en condiciones fisiológicas.

Toxicidad

No deben suplementos de catequinas las mujeres embarazadas o lactantes. Estos suplementos fluidifican la sangre, por lo tanto no deberán tomarlos aquellos que tengan problemas de coagulación sanguínea o los que estén tomando medicinas anticoagulantes como la aspirina. Tampoco es conveniente suministrarlos previamente a las operaciones quirúrgicas. Su uso tampoco resulta adecuado con la ingestión de cafeína.

ADVERTENCIA: Atención, si usted está enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.

Documentación

Bibliografía

Andriambelosom E., Kleschyov A.L., Muller B., Beretz A., Stoclet J.C., and Andriantsitohaina R.: «Nitric oxyde production and endothelium-dependent vasorelaxation induced by wine polyphenols in rat aorta», British Journal of Pharmacology 1997; 120: 1053-1058.

Carbonneau M.A., Léger C.L., Descomps B., Senglat C., Fouret G., Michel F., Monnier L.: «Increase of antioxydant capacity of plasma and vitamin E content of LDL in human volunteers receiving red-wine alcohol-free phenolic compounds», Proceedings of the World Conference on Oilseed and Edible Oils Processing, Vol 2 : Advances in Oils and Fats, Antioxidants and Oilseed By-Products 1998. AOCS Press, Champaign, Ill, 284-288.

Carbonneau M.A., Léger C.L., Monnier L., Bonnet C., Michel F., Fouret G, Dedieu F. and Descomps B.: «Supplementation with red wine phenolics increases the antioxidant capacity of plasma and vitamin E of low density lipoprotein without changing the lipoprotein Cu2+- oxidability: Possible explanation by phenolics location», European Journal of Clinical Nutrution 1997; 51: 682-690.

Cartron E., Carbonneau M-A., Fouret G., Descomps B., Léger C.L.: «Specific antioxidant activity of caffeoyl derivatives and other natural phenolic compounds: LDL protection against oxidation and decrease in the proinflammatory lysophosphatidylcholine production», Journal of Natural Products 2001; 64(4):480-486.

Donovan J.L., Bell J.R., Kasim-Karakas S., Bruce German J., Walzem R.L., Hansen R.J. and Waterhouse A.L.: «Catechin is present as metabolites in human plasma after consumption of red wine», Journal of Nutrition 1999; 129: 1662-1668.

Léger C.L., Carbonneau M.A., Descomps B.: «Consommation de vin et prévention contre les maladies cardiovasculaires», Alimentation Méditerranéenne et Santé : actualités et perspectives, John Libbey Eurotext 2000a: 55-71.

Léger C.L., Kadiri-Hassani N., Descomps B.: «Decreased superoxide anion production in cultured human promonocyte cells (THP-1) due to polyphenol mixtures from olive oil processing wastewaters», Journal of Agriculture and Food Chemistry 2000b; 48: 5061-5067.

Renaud S.C., Gueguen R., Siest G., Salomon R.: «Wine, beer, and mortality in middle-aged men from eastern France», Archives of Internal Medicine 1999; 159: 1865-1869.

Rimm E.B., Klatsky A., Grobbee D., Stampfer M.J.: «Review of moderate alcohol consumption and reduced risk of coronary heart disease : is the effect due to beer, wine, or spirits ?», British Medical Journal 1996; 312: 731-736.

http://www.acenologia.com/ciencia55_1.htm
http://www.alcoholinformate.org.mx
http://www.botanical-online.com
http://calidad.fundacionidea.com/iiicongreso/comunicaciones/m1700.pdf
http://decs.es/compuestos-quimicos-y-drogas
http://www.reliablecancertherapies.com/