La Página de Bedri
·-Libreta de apuntes-·
Artemisa
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué es la artemisa?

Es una planta de apariencia es similar al ajenjo. De hecho, cuando se habla de los ajenjos, la Artemisa queda incluida en el grupo (ambas pertenecen al género Artemisia); sin embargo, sus propiedades medicinales no son idénticas y está considerada como una de las plantas medicinales más antiguas del mundo.

Planta recta y erguida, como el ajenjo, pero más alta, de hasta un metro. El tallo, menos velloso, presenta una coloración rojiza característica. En su extremo se forman grupos de 10 o 12 pequeñas flores rojas que constituyen preciosos ramilletes. En algunas regiones la llaman hierba de san Juan.

Al hervirla huele a pimiento y un poco a menta. Su aroma se parece al Enebro. Los brotes de flores de la Artemisa, incluso secas huelen igual.

Historia

En la antigua Grecia las mujeres la utilizaban mucho y creían que tenía poderes abortivos.

En la Edad Media, la artemisa se usaba como hierba protectora mágica. También para repeler insectos, especialmente mariposas, de jardines. Y en épocas más remotas como remedio contra la fatiga y proteger a viajantes contra malos espíritus y animales salvajes.

Los soldados romanos se lo ponían dentro de sus sandalias para proteger sus pies de la fatiga.

Los chinos han usado las hojas de Artemisa seca en la moxibustión (moxa), una técnica de medicina china.

Se utilizó mucho en prácticas de brujerías, era porque se decía que inducía sueños lúcidos y viajes astrales. Fumar, o consumir de la planta, o con una tintura, antes de dormir, incrementaría la intensidad del sueño, el nivel de control, y ayudar a recordarlos al despertar. Más seguro, una mata de artemisa seca debajo de la almohada cumplía el mismo efecto.

Descripción

La Artemisa, es una planta herbácea y vivaz, de la familia de las compuestas. Muestra un tallo delgado, generalmente lampiño, aunque anguloso y estriado, que alcanza entre 50 y 120 centímetros de altura. Considerada como una especie de ajenjo, no solo morfológicamente sino también por sus propiedades medicinales. Las hojas de la Artemisa, de color verdinegro por el haz y blanquecinas por el envés, a causa del vello que las recubre, están divididas en gajos profundos y agudos de 5 a 8 milímetros de anchura. Las flores crecen en largos racimos en la punta del tallo, en cabezuelas de diez a doce florecitas cada una. Las flores, ovoides y de color rojizo, forman pequeños capítulos reunidos en panículas. Estas y las hojas, son las que acumulan mayores propiedades curativas.

Clasificación científica

Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Asterales
Familia: Asteraceae
Género: Artemisia
Especie: Artemisia vulgaris
Nombre binomial
Artemisia vulgaris
L.

Nombres vulgares

Artamisa, Artemisia, Artemega, Ajenjo, hierba de san juan, Donzell fals (Catalán), Erle belarr, Belarr-min (Euskera), Erva de fogo (Gallego), Mugwort (Ingles).

Hábitat

Se cría en terrenos áridos, en climas secos, con inviernos relativamente fríos.

La Artemisa se cría en riberas, ribazos, setos y junto a los caminos; le gusta crecer entre los escombros, y como mala hierba en las superficies sembradas de césped.

Crece en un ambiente que no sea demasiado caluroso y seco. Es nativa de Europa, Asia, África del Norte y América del Norte. En la península Ibérica resulta frecuente en las regiones al norte, en el Pirineo (a partir del Alto Ampurdán hasta el extremo occidental), en Cantabria y Galicia.

Principios Activos

Según diversos estudios, la planta es especialmente rica en un aceite esencial, también nos encontramos con resinas, mucílago y, en las partes herbáceas, se hallan pequeñas cantidades de adenina y colina. Asimismo, las hojas contienen vitaminas A, B y C.

Aceite esencial (0,02-0,3%): cineol, alcanfor, linalol o tuyona son los componentes mayoritarios; además contiene borneol, alfa-cadinol, espatulenol, monoterpenos y lactonas sesquiterpénicas. Flavonoides: rutósido, isorramnetósido, quercetósido. Cumarinas: esculetina, esculina, escopoletina, umbeliferona. Poliacetilenos, triterpenos pentacíclicos. Fitosteroles: sitosterol, estigmasterol. Carotenoides.

Propiedades

Tiene una acción aperitiva, eupéptica, colerética, antimicrobiana, antihelmíntica, antifúngica, estrogénica y astringente. Favorece la digestión y la digestión de grasas, sobre todo. Tiene propiedades estimulantes y tónicas.

Regula los ciclos menstruales, estimula la menstruación y calma los dolores tras el parto. Pero, además, tiene propiedades tónicas y aperitivas, como el ajenjo.

Usos y aplicaciones

Se usa sobre todo con carne de cerdo y ganso. En Asia se hace al vapor sin nada de aceite.

En general, a la planta se le reconocen propiedades tónicas y aperitivas parecidas a las del ajenjo; también tiene la facultad de provocar y regular la menstruación. Las mujeres en la antigua Grecia conocían bien las virtudes de esta hierba y su uso estaba ampliamente extendido como favorecedor de la menstruación; incluso durante largos años se le atribuyeron propiedades abortivas.

Realmente, esta planta está especialmente indicada en casos de anorexia, digestiones lentas y pesadas y menstruaciones irregulares o falta de menstruación. Su acción es un poco más débil que las de otras hierbas de la familia, pero no es una planta continuada y a dosis superiores a las indicadas puede provocar trastornos nerviosos e incluso convulsiones, especialmente en niños. Estos efectos indeseables se deben a la tuyona, sustancia presente en la esencia. También debe evitarse su consumo en mujeres embarazadas, pues aunque no está claro que pueda provocar un aborto, sí que puede interferir negativamente en el desarrollo del nuevo ser.

Por último, hemos de mencionar su acción desinfectante del tracto digestivo, así como antiparasitario en general, aunque ésta no es la acción principal de la planta.

Está indicada en caso de inapetencia, dispepsias hiposecretoras, flatulencia, disquinesias hepatobiliares, amenorrea, dismenorrea, oxiuriasis.

Contra los dolores del posparto y los de la menstruación o para regular los ciclos, se toma en infusión: 100 gramos de inflorescencias por litro de agua; deben colocarse las flores sobre el agua cuando ésta hierva, apartar el recipiente del fuego y mantenerlo tapado por lo menos cinco minutos. Debe tomarse caliente, endulzada con azúcar o miel. No se debe abusar (dos tazas al día como máximo), pues en exceso es tóxico. También pueden aplicarse las flores que se obtienen de la infusión, calientes, envueltas en un paño, sobre el abdomen, para calmar los dolores. Erróneamente, se le han atribuido propiedades abortivas. Sin embargo, no deben tomarla las mujeres embarazadas, ya que los principios activos pasarían al feto y ejercerían sobre él su toxicidad. Por la misma razón deben abstenerse las madres mientras den el pecho.

ADVERTENCIA: Atención, si usted está enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.

Es la planta de la mujer o, mejor dicho, para la mujer. Regula el ciclo menstrual, estimula la menstruación y calma los dolores posteriores al parto Recibe su nombre de la diosa griega Artemisa, a quien invocaban las mujeres en los partos difíciles.

Los únicos órganos de la Artemisa que poseen virtudes medicinales son las flores, que tienen propiedades contra la anorexia, los vómitos, la atonía nerviosa, la dismenorrea y los espasmos uterinos.

La artemisa tiene un olor aromático. La gente pobre la usaba, a veces mezclado con otras hierbas, como sustituto del tabaco. Se lo ha fumado mezclado o substituyendo a la marihuana, porque genera sueños evocativos en estado de conciencia.

ADVERTENCIA: Las drogas anulan la voluntad y distorsionan la realidad y eso es una evidente contradicción con la libertad de los seres humanos que alegan su libre albedrío para consumirlas.

El problema no es tanto que te creas una mariposa, lo realmente peligroso es que intentes volar como una mariposa.

La medicina popular emplea la infusión de Artemisa al 2 % para ayudar a la madre a recuperarse del parto.

Contraindicaciones

Al utilizar la artemisa como planta medicinal es necesario considerar algunas de las contraindicaciones que presenta.

Debe evitarse terminantemente en mujeres embarazadas y en niños ya que en dosis elevadas puede generar trastornos nerviosos y convulsiones. Las personas que sean alérgicas al polen también deben tener cuidado con la artemisa, dado que el polen de esta planta puede producir alergia.

Por su contenido en tuyona, está contraindicada la administración oral de artemisa y especialmente de su aceite esencial durante el embarazo, la lactancia, en niños pequeños y en pacientes con epilepsia.

Efectos Secundarios

La planta fresca puede producir dermatitis de contacto.

La planta y sus extractos, en especial el aceite esencial, no debe emplearse de forma continuada, ni a dosis superiores a las indicadas, pues la tuyona puede provocar trastornos nerviosos en forma de convulsiones. Tener en cuenta el contenido alcohólico del extracto fluido, de la tintura y del jarabe.

Recolección

Debe esperarse a bien entrado el verano, cuando las flores, que es lo qu einteresa, esté en su punto culminante para cortarlas.


Documentación

http://www.casapia.com
http://www.espiritugaia.com/
http://www.euroresidentes.com
http://hierbamedicinal.es
http://www.hipernatural.com
todoplantas.blogspot.com
http://es.wikipedia.org/