La Página de Bedri
Vino
Cabernet sauvignon
ÍNDICE
Publicidad

La reina de las variedades francesas, la tinta colonizadora por excelencia, extendida a partir de su Médoc natal. No ofrece elevados rendimientos, pero se aprecia su color intenso y estable y sus poderosos taninos y viva acidez que proporcionan vinos duros en su juventud pero de gran potencia de envejecimiento. El único país significativo entre los productores de vinos que no cultiva la Cabernet Sauvignon es Alemania (dado que es demasiado frío)

Vidueño de origen bordelés de porte erguido, su brotación es tardía, posterior a la Merlot, lo que les protege de las heladas precoces. Es sensible al oidio y a la escoriosis. Los racimos son más bien pequeños (alrededor de 10 cms de largo), cilindro-cónicos, alados, de un peso medio de 100 a 125 gramos. Las bayas son esféricas, pequeñas, negras, de piel espesa y dura. La pulpa es firme y crujiente, con un sabor especial que recuerda a la vez a la violeta y las frutas silvestres. La maduración es tardía.

Apreciada como "mejorante" en vinos de potencial oxidativo. Su aroma característico es el de bayas y aromas de violetas, y no el de pimiento verde, que denota maduración incorrecta. Se trata de una uva de color intenso y una piel gruesa que produce un vino oscuro y sabroso, particularmente notorio por su carácter de grosella y cedro, de paquete de cigarros o de mina de lápiz. Si el clima es demasiado cálido, los vinos tendrán sabores confitados y cocidos, perderán estructura y concentración y, si se les niega el sol suficiente, serán tenues y con sabor a caña y a hierba. Los vinos son de estructura tánica muy interesante y color estable muy aptos para el envejecimiento.