Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Vino
Zalema
ÍNDICE
Publicidad

Variedad de uva blanca originaria de España, en la zona de Andalucía y concretamente en el Condado de Huelva, es difícil encontrarla fuera de la Península Ibérica debido a las condiciones que necesita para crecer. Se dice que su nombre viene del árabe, Salem, que significa paz y se usa como saludo y signo de cortesía. Resistió a la plaga de filoxera de 1908 que invadió la zona, y actualmente ocupa el 90% de la superficie de viñedo de la Denominación de Origen Condado de Huelva. Presente también en Sevilla aunque en raras ocasiones traspasa las barreras de Huelva y Sevilla.

Se desarrolla en las llanuras de Huelva en suelos pobres y neutros, donde las heladas no son una preocupación, y donde debido a su buena fertilidad presenta rendimientos muy altos tanto por hectárea en uvas como en mosto, siendo por otro lado un factor negativo desde el punto de vista de la calidad de los mostos obtenidos. No suele ser atacado por el oídio, pero en vendimias tardía puede haber problemas de botrytis.

Es una cepa vigorosa que tiene un porte semirastrero. Muy resistente a la sequía, se adapta a terrenos poco fértiles. Se pueden aplicar podas muy cortas con producciones aceptables. Resulta algo sensible a botrytis.

De fertilidad elevada sus racimos son grandes y muy compactos, con bayas de forma esférica,  de tamaño mediano a grande, olor amarillo-verdoso y sabores vegetales.

Produce vinos poco alcohólicos de color amarillo  pálido, poco aromáticos acidez media-alta, vinos muy ligeros en boca que dejan un ligero tono amargo.

Los vinos obtenidos son ligeros, cortos en aromas, con recuerdos vegetales, frutales y frescos.

Su vocación es ser empleada para la elaboración de  vinos generosos, aunque no alcanza la nobleza de la variedad Pa|omino. Actualmente se está empleando en la elaboración de vinos jóvenes de muy poca graduación y acidez media-alta que resultan agradables al paladar.

Es de difícil elaboración, con tendencia a una rápida oxidación, y da lugar a vinos ligeros algo neutros. Los vinos obtenidos son ligeros, de un color amarillo pajizo con aromas vegetales y la acidez un poco alta, dejando un regusto amargo final en su paso por boca. Se utiliza tanto para elaborar vinos secos, como espumosos o finos y amontillados.

Evoluciona rápidamente en los procesos de crianza biológica, por lo que sus mejores cualidades se desarrollan en la elaboración de vinos envejecidos por el procedimiento físico-químico dando productos muy armoniosos, en los que los aromas de la crianza se enlazan con la plenitud de sabores que presentan.

Con ella se elaboran los vinos blancos del Condado de Huelva, vinos frutosos, minerales, frescos y secos que con una temperatura de servicio  de entre 6 y 9 grados centígrados.

Esta uva es tan versátil que da lugar a estos frescos y se puede aprovechar en soleras, como las de Jerez, para la elaboración de generosos.

Conocida también con los nombres de Rebazo o Zalemo.