Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Vino
Verdejo
ÍNDICE
Publicidad

Cepa castellana que tiene su origen en la zona del río Duero, básica en los vinos de Rueda y presente en Cigales o Tierra de León. Es una de las mejores de España. Con existencia documentada desde la Edad Media, fue la materia prima de los famosos vinos de Tierra de Medina. Una de las mejores uvas blancas españolas. Aunque fundamentalmente la encontraremos en la zona de Rueda, también se cultiva de forma minoritaria en comarcas del Duero, la zona del Cea, Zamora, Asturias y el viñedo santanderino.

Abundante en Valladolid (69%), Segovia y Ávila. Considerada variedad principal en la D.O. Rueda. También se cultiva en Cigales, en Toro y en algunas zonas de Canarias. También destaca en Australia y Portugal.

La planta es de brotación temprana. Tiene un porte de vegetación postrado y tronco vigoroso. Es de hoja pequeña-media, pentagonal, seno peciolar medio, poco abierto en lira, envés glabro, nervios y peciolo con densidad de pelos nula o muy baja.

Los racimos son de tamaño pequeño a mediano, de pedúnculo muy corto. Las bayas pequeñas de regular soltura, color verde amarillento, con pruina, generalmente esféricas o elípticas cortas, piel gruesa, color verde y zumo incoloro; sus pepitas suelen ser algo grandes, destacando al trasluz cuando se observa la uva.

La verdejo se defiende bien, su resistencia a la sequía y al frío y calor extremos es buena. Además, las fuertes diferencias de temperatura del día a la noche potencian los matices afrutados y aromáticos de esta variedad.

Para su poda se sigue utilizando el sistema tradicional de la lastra. Los viñedos se plantan en suelos calcáreos y pedregosos y en general a gran altura (pueden llegar a los 900 metros). Sus rendimientos son bajos, lo que nos habla de la calidad de sus vinos.

El verdejo produce vinos moderadamente alcohólicos, de acidez media-alta, y elevada relación ácido tartárico/ácido málico. Los vinos son estructurados y glicéridos, suaves, sabrosos y retrogusto amargo persistente.

Los vinos abarcan una gama de color que va del amarillo verdoso al pajizo, con tonos acerados y capa ligera media.

Vinos tradicionalmente sobrios en aromas, con gran estructura y equilibrio en la boca. Color amarillo verdoso y aromas frutales, resultando inconfundibles. Se trata, sin discusión, de una de las grandes variedades blancas autóctonas de España.  Produce vinos medianamente alcohólicos, de acidez entre media y alta, de color amarillo verdoso con tonos acerados y muy aromáticos. En nariz destacan los aromas a almendra amarga.

Antiguamente la variedad se utilizaba para la elaboración de vinos generosos, conjuntamente con la variedad Palomino. En la actualidad se elaboran excelentes vinos jóvenes monovarietales, o en mezcla con Sauvignon Blanc y Macabeo. Su estructura permite fermentación y crianza en barrica. Más recientemente, la variedad verdejo se utiliza también para la elaboración de vinos espumosos.

Reina en la comarca vinícola de Rueda, junto al Duero, donde proporciona vinos blancos de inconfundible carácter y personalidad, llenos de aromas a flores blancas, a hierba recién segada. Tiene cuerpo y estructura, es rica en sensaciones y muy persistente. Cierta timidez aromática que se atribuía a la variedad ha sido vencida mediante nuevas técnicas de maceración de los hollejos. Los vinos que produce son aromáticos y poseen marcados aromas herbáceos (laurel y heno) y cítricos. Además tienen gran extracto y son lo suficientemente glicéricos como para admitir bien la fermentación y crianza en madera, lo que les aporta elegantes notas almendradas.

Suele tratarse sola, en vinos monovarietales, sin complementar con otra uva. Produce vinos muy aromáticos, con cuerpo, glicéricos y suaves. Buena acidez y característico toque amargo. Tradicionalmente era la base de los vinos de solera con larga crianza en barrica de roble produciendo vinos parecidos al Jerez. La uva verdejo suele recolectarse de noche, haciendo hace que la uva pase a las bodegas a una temperatura de entre 10-15 C, en lugar de a la temperatura diurna, que en septiembre puede llegar a los 28 o 30 C. Una temperatura inferior conlleva una menor oxidación y oscurecimiento del mosto.

Los vinos con Denominación de Origen Rueda deben contener al menos un 50% de uva verdejo. Los vinos que incluyen la palabra Verdejo en su etiquetado deben contener al menos un 85% de uva verdejo y suelen contener hasta el 100% de la misma.

Llamada Botón de Gallo Blanco, Gouveio, Verdeja, Verdeja Blanca, Verdejo, Verdejo Blanco, Verdelho y Verdello.