La Página de Bedri
·-Cócteles y bebidas combinadas-·
Decoración
ÍNDICE
Publicidad

Decoración

En algunas ocasiones, el decorado tiene simplemente fines estéticos, mejoran la apariencia y la presentación del cóctel, haciéndolo más atractivo y especial, dándole personalidad y estilo e incluso promover su consumo.

Por otro lado, en otras ocasiones el decorado tiene un fin fundamental, el de dar aroma, sabor y mejorar la calidez del mismo, además de lo que acabamos de señalar en cuanto a su aspecto.

Frutas como los cítricos, limón, lima, naranja y el pomelo, o algunas más tropicales como la piña o ananá, la banana, etc., le dan un toque fresco y veraniego a los cócteles, en algunas ocasiones en cuanto al sabor y el aroma y en otras, tan solo al aspecto. Luego tenemos que considerar las hierbas; como la menta, la canela o la vainilla. Los vegetales como la zanahoria o el apio y también otras variables como por ejemplo la sal, el azúcar, la pimienta, las espadas de plástico, sombrillas de papel, etc.

La decoración de los cócteles debe ser estimulante y atractiva, jamás extravagante. En general los cócteles refrescantes con base en frutas permiten más elementos decorativos que los otros tipos de bebidas. Se recomienda disponer siempre de cerezas marrasquino, aceitunas, guindas, limones, naranjas y otras frutas de temporada. En cambio, las manzanas, peras y bananos son productos oxidantes y requieren de rápida manipulación para evitar que se oscurezcan; para minimizar este efecto es necesario humedecerlas con un poco de zumo de limón y tenerlas protegidas en recipientes de cierre hermético.

Cualquier bebida resulta más atractiva e incitante, cuando se sirve bien decorada. Hay muchos recursos para hacer esto, sin embargo, los adornos deben estar siempre de acuerdo con el contenido de la bebida y con la forma de la copa o el vaso que se emplea para servirla.

La decoración de las bebidas, tanto alcohólicas como no alcohólicas, no tiene más límite que la imaginación y la creatividad de quien las prepara y las sirve, y los elementos de que dispone.

No te prives del placer de inventar nuevos adornos, o combinaciones poco usuales de los que son comunes, para hacer más atractivas las bebidas que sirves a tus invitados. Eso si, recuerda que la decoración en los tragos tiene que resultar atractiva pero no exagerada.

Tipos de decoración

  • Ornamento: el ornamento se trata de un adorno que se le puede aplicar a un cóctel, pero que influye directamente en el sabor de éste. Teniendo como ejemplo las gotas de amargo de angostura que se aplica sobre un Pisco Sour.
  • Adorno: es el detalle con el que se presenta un cóctel, a pesar de ser comestible no influye en absoluto en el sabor del mismo. Como por ejemplo la rodaja de limón al borde de la copa de una Caipirinha.
  • Decoración: es un adorno no comestible usado para la coctelería, que no influye en el sabor del cóctel; siendo utilizado como elemento estético o para alguna función especifica. Por ejemplo las cañitas y demás que llevan algunas bebidas como el tequila sunrise.

Tipos de adornos

Las copas de los cócteles que lleven como decoración guindas, aceitunas o cebollitas u otros elementos que se sumerjan total o parcialmente en la bebida, deberán llenarse un poco menos para que no se derrame el líquido.

Rodear el borde la copa con granitos de azúcar o de sal es una tarea sencilla de realizar y es uno de los adornos más populares. Para ello, lo único que hay que hacer es tener un platito con jugo de limón o de naranja, y otro con sal o azúcar, según el caso; se introduce el borde de la copa en el jugo y después se pone en el que contiene la sal o el azúcar, para que los granitos se adhieran a la humedad.

El escarchado dulce se emplea generalmente en cócteles a base de frutas y jugos; el salado, en cócteles fuertes, casi siempre a base de tequila, como los margaritas.

Este borde puede colorearse y entre otros colorantes, tenemos: granadina o concentrado de cereza, crema de menta verde, zumo de uva, así como los jarabes o siropes de frutas, como piña, maracuyá, guayaba, plátano, y las diferentes anilinas. Para conseguir el color rosado usaremos granadina y para el verde pippermint.

Para dar otro aspecto de copa escarchada hay que sumergir el vaso o la copa en agua y enseguida ponerla en el congelador durante un cuarto de hora.

Para dar sabor al borde del vaso friccionar un trozo de piel de naranja, limón u otra fruta por el borde del vaso.

  • Frutas

Se pueden hacer adornos para las bebidas con las cáscaras de los cítricos, las frutas pequeñas o los trozos de las frutas más grandes. Los adornos de frutas se pueden preparar dándoles diversas formas: círculos, rombos, medias lunas, etc. Los colocaremos tanto en el interior del líquido como en el borde de la copa.

Todas las frutas pequeñas, frescas o en almíbar, se emplean para decorar cócteles. Las más populares son las cerezas; pero hay muchas otras, como las zarzamoras, las uvas, las fresas y varias más.

Se pueden usar también trocitos rodajas, según el tamaño de la fruta, también frescas o en conserva. Las rebanadas de kiwi, por ejemplo, están muy de moda para adornar cócteles dulces; pero pueden usarse trocitos de muchas frutas, como piña, papaya o mango, o “perlas” de melón o sandía, que son bolitas que se cortan de la fruta con una cucharilla especial o sacabocados.

Se pueden conseguir combinaciones muy atractivas. Una de las más populares en los bares del mundo, por ejemplo, son las rodajas de naranja y las cerezas en almíbar, ensartadas en un palillo y colocadas en el borde del vaso o la copa.

Las rodajas de cítricos, naranja o limón, se colocan de forma vertical en el borde de la copa, haciendo un pequeño corte donde nos sea más conveniente, según se quiera colocar. Se pueden utilizar enteras o por la mitad. También se pueden combinar con hojas de menta, el contraste de color queda visualmente muy llamativo.

Las cerezas al marrasquino las podemos utilizar de diversas maneras: enteras, cortadas por la mitad, en trozos más pequeños. Pueden estar dentro de la preparación o colocada en un palillo. Una variable de este tipo de decoración, es por ejemplo, el empleo de una aceituna para el Martini.

Cuando decoremos con una espiral  tirabuzón obtenida de la piel de una fruta deberemos torcer la cáscara de la fruta alrededor del vaso o copa introduciendo un extremo. La corteza no debe quedar flotando.

Algunas frutas ennegrecen rápidamente al contacto con el aire. Cuando se van a usar trozos pequeños de manzana, pera o plátano, por ejemplo, deben cubrirse con jugo de limón y tenerlas protegidas en recipientes de cierre hermético cuando se cortan y se dejan listos para uso posterior.

  • Flores

La decoración con flores resulta un sistema muy  sofisticado consiste en adornar el cóctel con alguna flor vistosa pero debemos tener cuidado a la hora de elegir que flores usar, no pueden ser muy grandes y no deben estar  marchitas. No sólo se pueden emplear flores, sino también hojas de menta como variable.

  • Hierbas y especias

En algunas bebidas,  de textura más espesa, y generalmente en los que contienen elementos como leche, cremas, etc. Se pueden emplear ciertos ingredientes granulados como canela, chocolate rallado, etc. por encima del cóctel. Además de ser algo vistoso, también le cambia el sabor a nuestra preparación.

Algunas hojitas aromáticas, como la menta y la hierbabuena, se usan con frecuencia para adornar ciertos cócteles, sobre todo combinadas con frutas. Las hojas de menta son indispensables para decorar los cócteles del tipo julepe, que se preparan precisamente a base de crema de menta, un licor dulce de color verde.

Las cañas de canela se convierten en motivo decorativo para ponches y cócteles que llevan canela y tanto la canela en polvo, como la nuez moscada en polvo, se espolvorean sobre muchos cócteles espumosos que tienen especias entre sus ingredientes. Esto no sólo intensifica su sabor, sino que da atractivo visual a la bebida.

  • Vegetales para bebidas saladas

Los cócteles a base de tequila generalmente no requieren más adorno que el escarchado de la copa y una rodaja de limón o una cáscara de este cítrico cuidadosamente recortada.

Los cócteles a base de jugo de tomate se prestan para decorar con materiales verdes que contrastan con el rojo de la bebida; en ellos pueden usarse rebanadas y cáscaras de limón, rebanadas de pepino y ramitas de apio y perejil chino.

Para los martinis, el decorado clásico son las aceitunas rellenas. Sin embargo, en algunas versiones nuevas el martini clásico se recomienda decorar la bebida con cebollitas de cambray de frasco o lata.

  • El hielo

El hielo también puede convertirse en un elemento decorativo. Por ejemplo, el hielo frappé es más atractivo a la vista y al paladar que los clásicos cubitos de hielo que se usan en las bebidas.

Pero aun éstos pueden volverse decorativos si se usan charolas de figuras diversas, y se da color al agua que se vierta en ellas.

Algo poco usado pero que les puede ser útil a la hora de servir un cóctel  incoloro es utilizar en el vaso hielo hecho con un poco de colorante. Sino también tenemos la opción un poco menos económica, pero ciertamente más innovadora : cubitos de hielo que cambian de color, un invento de Lite Cubes que demuestra claramente como la coctelería sigue evolucionando. El agua puede teñirse de diversos colores con gotas o polvos de colorante vegetal, o bien usando aguas de frutas en lugar de agua simple.

Elementos decorativos

Son los objetos no consumibles, utilizados como complemento de presentación y servicio de un cóctel o combinado. Ejemplo de ellos son: pajitas o cañas, paraguas de madera, frutas simuladas de papel, cucharillas removedoras de plástico, incluso pequeñas bengalas, etc.

Algunos de ellos, por lo sofisticados o por el motivo significativo, son propios únicamente de establecimientos muy específicos, y es muy surtida la gama existente en el mercado, haciendo alusión en ocasiones a temas muy peculiares.

Debe tenerse especial cuidado a la hora de decorar un cóctel, procurando siempre que vaya en consonancia con el entorno del cóctel o combinado elaborado y por supuesto pensando siempre en quien vaya a tomarlo; recuerda siempre la cinematográfica y famosa frase de: "agitado, no mezclado"